Gary Bettman visita el Nassau Coliseum para evaluar su estado

El comisionado de la National Hockey League ha visitado el estadio neoyorquino para evaluar si su estado es el idóneo para albergar de nuevo partidos de la NHL.

Gary Bettman visita el Nassau Coliseum para evaluar su estado
Nassau Coliseum | Foto: NHL.com

El ahora llamado Nassau Veterans Memorial Coliseum podría ser de nuevo la casa de los New York Islanders, ya que se encuentran a la espera de la construcción final de su nuevo estadio. Los isles jugaron en el estadio de Long Island desde 1972 hasta 2015, donde llegaron a levantar 4 Stanley Cup, 6 títulos de Conferencia y 6 títulos de División, prácticamente todos los títulos logrados durante la década de los 80.

Los Isles quieren volver a jugar en Nassau hasta finalizar la construcción del nuevo pabellón Gary Bettman asistió a la visita junto con la ejecutiva del condado de Nassau Laura Curran, el copropietario de los Islanders Jon Ledecky, el CEO de Brooklyn Sports Brett Yormark y el CEO de Long Island Association Kevin Law. Según fuentes cercanas la reunión duró 30 minutos aproximadamente seguida de una visita a la instalación de 90 minutos. Los implicados declinaron hacer declaraciones al respecto. Tras la reunión y la visita se llegará a un acuerdo para formalizar el contrato de ubicación, ya que previsiblemente el estadio cumple todas las normativas para poder albergar encuentros de tales características.

El contrato establecido entre los New York Islanders y el Barclays Center finaliza la próxima campaña, por lo que la búsqueda de una nueva ubicación debe ser rápida. La franquicia de la NHL comparte estadio con el equipo de la NBA, los Brooklyn Nets. a pesar de haer convivido estas últimas campañas parece que no se ha llegado a un acuerdo de prolongación de contrato. 

Nuevo proyecto de franquicia

Los Islanders deberán encontrar un nuevo “hogar” temporal ya que han comenzado un proyecto de cambio que implica una renovación total de la franquicia. En diciembre, el gobernador Andrew Cuomo anunció que se destinarán 1 millón de dólares de fondos privados para la construcción de un nuevo estadio para los isles en Belmont Park. Un proyecto ilusionador para un equipo que no ha podido volver al trono que ocupó hace tres décadas.