Cristina Cifuentes renuncia a su máster y culpa a la universidad

La presidenta se adelanta, pidiendo disculpas mediante una carta al rector de la Universidad Rey Juan Carlos. Mientras, Ciudadanos avanza hacia la moción de censura.

Cristina Cifuentes renuncia a su máster y culpa a la universidad
La presidenta de Madrid, en una comparecencia. | Foto: Twitter de Cristina Cifuentes

La polémica que comenzó hace cuatro semanas ha causado finalmente la renuncia de Cristina Cifuentes al máster de Derecho Autonómico. Tras las denuncias de irregularidades y falsedad documental que han puesto contra las cuerdas al Partido Popular, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha enviado este martes una carta al rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos. En ella, la presidenta asegura estar en posesión “del correspondiente Título Oficial, así como todos los certificados acreditativos del pago de tasas y de las calificaciones obtenidas debidamente sellados”. Recalca que “la obtención de dicho máster se ha visto afectada, al parecer, por diversas irregularidades administrativas, totalmente ajenas a mí, pero que han dado lugar a su cuestionamiento”.

La presidenta asegura que no ha cometido ninguna ilegalidad y que en todo momento hizo lo que exigía la ley y lo que le pedía la universidad para obtener el título. Desvinculándose de cualquier falsificación de documentos o actas, pide disculpas por haber aceptado “las facilidades” que se le ofrecieron para obtener el máster. Cristina Cifuentes reconoce que en enero de 2012, sus circunstancias se vieron alteradas al ser nombrada Delegada del Gobierno en Madrid. A partir de este momento y según la presidenta, fue la misma Universidad Rey Juan Carlos la que le ofreció proseguir con sus estudios “en unas condiciones flexibles”. “Si me equivoqué, y en aquel momento debí rechazar las facilidades que me ofrecía la universidad, pido disculpas a cualquiera que haya podido sentirse agraviado”, reconoce en la carta enviada a Javier Ramos esta mañana.

El rector confirmaba la semana pasada que el trabajo de fin de máster de la presidenta no se encuentra en el registro “pese a que su archivo en el servicio de posgrado es obligatorio”. La renuncia de Cifuentes se produce el mismo día en el que el rector anuncia en el diario El País que está dispuesto a retirar el título a la presidenta en el caso de confirmarse el delito de falsedad documental. “Tampoco consideré que podía haber motivo de agravio para nadie, puesto que la posesión de este máster no me ha reportado beneficio ni ventaja profesional de ningún tipo. Ni ha facilitado mi promoción de ninguna manera en ningún ámbito laboral ni político”, justifica Cifuentes.

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Madrid afirma que “la renuncia de Cifuentes es una huida hacia adelante: cuando le llega el agua al cuello, reacciona. Esto demuestra que hubo trato de favor”. Confirma que no han variado los planes del partido naranja y que “sigue la cuenta atrás hacia la moción de censura”.