Rosol acaricia otra final en Bucarest
Lukas Rosol vuelve a meterse en las semifinales de Bucarest. AFP

En el primer partido de la jornada del ATP 250 de Bucarest, Lukas Rosol se deshizo del francés Gilles Simon por 7-6(2) y 6-2 en un partido marcado por las múltiples roturas que se produjeron en la primera manga. La lluvia también hizo acto de presencia cuando el checo dominaba en el marcador por 4-2. Pero por suerte, ambos tenistas volvieron a la pista pasado un rato y en la reanudación Simon quebró de nuevo el saque de su rival e igualó la contienda. Antes de llegar al tiebreak, tanto el francés como el checo perdieron su servicio por tercera vez y en la muerte súbita Rosol puso la directa y tras dos mini-breaks, Simon se dejó llevar y el checo venció por 7-2.

En el segundo set se vivió una historia distinta. Esta vez Rosol estuvo más acertado con su servicio y no cedió ninguna bola de break a su rival. En cambio, Simon dio demasiadas oportunidades y el checo aprovechó dos de las cuatro bolas de rotura de las que dispuso para adjudicarse la segunda manga por un contundente 6-2. Simon notó el esfuerzo físico del primer set y le faltaron fuerzas para afrontar los puntos con su segundo servicio. Ahora Rosol luchará contra el holandés Haase por un puesto en la final del torneo.

Haase remonta y se cuela en las semifinales

En el segundo duelo de la jornada, se vivió un intenso partido entre el número 50 del ranking, Robin Haase, y Denis Istomin, afincado en el puesto 53, con victoria del holandés por 3-6, 6-1 y 6-3. En el primer set, a ambos tenistas les costó llevar la iniciativa con su servicio. Haase solo fue capaz de ganar cuatro de los diez puntos que jugó con su segundo saque. Istomin, aunque también flojeaba con sus segundos, rompió dos veces al jugador holandés, el cual solo pudo recuperar un juego de rotura. La primera manga, por tanto, terminó con 6-3 para el jugador uzbeko.

Pero tras el descanso el primer set, Haase despertó de tal manera que se apuntó los siguientes cinco juegos y marcó un parcial de 5-0 en la segunda manga. El holandés jugó su mejor tenis y doblegó a Istomin que solo fue capaz de anotarse un juego. El uzbeko únicamente ganó el 20% de los puntos jugados con su segundo servicio y consiguió cinco puntos al resto.

La tercera y definitiva manga fue una continuación de lo vivido en el segundo set. Haase seguía apretando con su derecha e Istomin, muy fallón en los momentos importantes, concedió su saque hasta en dos ocasiones y no pudo ganar ninguna de las cuatro bolas de las que dispuso para romper a su rival. De esta manera, Haase accede a las semifinales del torneo y se enfrentará, como hemos dicho antes, al defensor del título Lukas Rosol.

Mathieu se alía con la mala suerte

Paul-Henri Mathieu dejó escapar una victoria segura contra su compatriota Gael Monfils. El resultado final fue de 3-6, 7-6(8) y 6-2 tras más de dos horas de partido El primer set fue relativamente cómodo para Mathieu, que consiguió romper el servicio de su rival nada más empezar el encuentro. Monfils iba a remolque y a pesar de que tuvo opciones para devolverle el break a Mathieu, no fue capaz de materializar ninguna de sus opciones y el favorito número tres del torneo sucumbió por un claro 6-3. Hasta entonces predominaban los intercambios de revés entre uno y otro jugador. Mathieu era más eficaz con su juego y fue claro vencedor de la primera manga.

El segundo set se decidió en la muerte súbita después de 12 juegos sin rotura alguna gracias al buen acierto de ambos tenistas con el saque. Mathieu seguía jugando un mejor tenis que su rival y en el tie-break no tardó en ponerse por delante en el marcador y empezó a oler la victoria con el 6-2 en su haber. Pero a partir de este momento, la suerte de Mathieu cambió. Tras fallar una clara derecha cuando lo tenía todo a favor, Monfils consiguió tres puntos más e igualó la muerte súbita a seis. Los dos tenistas franceses cambiaron de lado y el siguiente punto también cayó para Mathieu, que servía para ganar el partido. No obstante, otra vez falló en un largo peloteo mandando fuera una bola que previamente había tocado en la cinta, y aunque con 8-7 gozó de nuevo de otra oportunidad de victoria, un sencillo approach de revés se le quedó muerto en la red. Otros dos errores no forzados de Mathieu dieron la victoria a Monfils por 10-8.

Mathieu tocó fondo tras perder un set ganado y en el definitivo Monfils ya no tuvo rival sobre la pista. Paul-Henri empezó a cometer errores no forzados por falta de concentración y se dejó llevar sucumbiendo ante su compatriota por 6-3. Monfils se clasificó para semifinales y superó con creces su participación en 2013 en el torneo rumano, cuando se retiró en segunda ronda.

El punto del torneo 

En este partido pudimos ser testigos del que será sin duda el punto del torneo. Monfils sube a la red y Mathieu le sobrepasa con un globo al que Gael no duda en correr y devolver en forma de willy. Mathieu pilla la bola a una altura alta de volea, golpea y el propio Monfils vuelve a correr para ganar el punto gracias a un espectacular passing cruzado. Gael Monfils ganó el partido en lo físico y en lo psicológico

Dimitrov no falla

El favorito número uno del torneo, Grigor Dimitrov accedió a semifinales por la vía rápida tras derrotar a Stakhovsky por 6-3 y 6-4. El búlgaro solventó su encuentro con algún que otro error impropio de su juego pero se llevó la primera manga después de romperle el saque a su adversario en la fase final del set. El revés de Dimitrov fue su mejor aliado y Stakhovsky nada pudo hacer por darle la vuelta al marcador.

En la segunda manga, Stakhovsky, número 92 del mundo, quebró el servicio de Dimitrov , pero el ucraniano no aprovechó su chance y cedió su saque hasta en dos ocasiones. 6-4 fue el resultado de un set en el que Dimitrov se mostró muy fiable con su segundo servicio y en cambio su rival flojeó en este aspecto. El búlgaro se enfrentará a Monfils por un puesto en la final del domingo.

VAVEL Logo