Andújar remonta entre dudas
Foto: Daniel Vorley

Después de caer eliminado en la primera ronda del Masters 1000 de Miami a manos del ruso Teymuraz Gabashvili, el español Pablo Andujar hacía acto de presencia en el Grand Prix Hassan II de Casablanca para medirse al alemán Tobias Kamke, quien acudía después de caer en la primera ronda de la previa de Miami a manos del español Adrián Menéndez-Maceiras.

Igualdad máxima a base de roturas

No arrancaban nada bien las cosas para Andújar, ya que el tenista español claudicaba con su servicio en el primer juego del partido, dando así la primera ventaja al alemán Kamke. A pesar de ese mal arranque, Pablo lograría dar la vuelta al marcador recuperando la rotura sufrida, para colocarse 2-3 arriba.

Con viento de crucero y sin bajar la intensidad que le habían llevado a conseguir encadenar tres juegos consecutivos, Pablo Andújar dispondría de tres bolas de rotura más, para a la primera volver a romper el servicio de Tobias Kamke e irse en el marcador hasta el 2-4, una ventaja efímera viendo como el alemán no dejaba que el español consolidara la rotura, poniéndose 3-4 tras recuperar el break.

Pablo cierra el primer set a lo grande

La locura no cesaría en este primer parcial, al ver como Andújar sumaba una rotura de saque más, yéndose hasta el 3-5, sirviendo a continuación para cerrar el partido. Al final, tras mucho sufrimiento Pablo Andújar lograría sacar adelante el primer set por 3-6 tras 40 minutos de partido. 

Sufrimiento máximo para el español

Volvería a arrancar dominando el segundo set Kamke, y es que el tenista alemán lograba una rápida rotura de servicio que le colocaba con 3-1 en el marcador a favor. Una vez más Andújar se volvía a meter en el partido recuperando la rotura sufrida, por lo que llegaba hasta el 4-3, marcador que se haría más igualado con el 4-4 al confirmar el quiebre con su saque.

A lo grande, Pablo Andújar no sólo recuperaría la rotura sufrida, sino que a continuación de recuperarla y ganar su servicio, volvería a quebrar el saque de un nervioso Kamke. Con su servicio el tenista español controlaría los nervios para terminar llevándose el segundo set por 4-6, y por ende el partido por 3-6 y 4-6 después de una hora y 22 minutos de partido.

VAVEL Logo