Chung y Zverev dan un toque de juventud en Washington
Hyeon Chung en 2015. Foto: atpwordtour

Juventud divino tesoro. Son dos de los jugadores llamados a la élite en los próximos años. No tienen una fácil papeleta; ser la generación posterior a una de las mejores de la historia del tenis les deja expuestos a odiosas comparaciones, pero Chung y Zverev parecen tener el talento y la personalidad para alcanzar grandes cotas de éxito.

Zverev se impone en el duelo de jóvenes promesas

El alemán es uno de los jugadores jóvenes más mediáticos y con mayor proyección. Su presencia en grandes torneos en los últimos meses, le ha situado en primera plana de los medios informativos, y sus enfrentamientos en Bastad y Hamburgo frente a Tommy Robredo han sido de una gran calidad, y a pesar de caer derrotado en ambos, dejaron buenas sensaciones de su tenis.

Alexander Zverev en 2014. Foto: atpworldtour

El cambio brusco de superficie y continente, no parecen haber despistado al joven teutón, que se impuso por 7-6 (1) 6-3 a Yoshihito Nishioka, jugador nipón de 19 años. Es el 136 del mundo, y también parece ostentar condiciones suficientes como para hacer grandes cosas en el futuro, pero a día de hoy, Zverev es superior. El alemán se enfrentará a Kevin Anderson en la siguiente ronda.

Chung apabulla a Sela

Poco pudo hacer el veterano y ágil jugador israelí, ante el ímpetu del joven coreano. Sela era protagonista la pasada semana en Atlanta al eliminar a Mardy Fish, pero se vio arrasado por el ímpetu de un Chung que hizo un partido perfecto.

Marin Cilic será su próximo rival

6-2 6-1 para el joven coreano, que está teniendo paciencia en su salto a torneos ATP, pero que con su buen trabajo en Challengers, ya es 77 del mundo. En la sombra, discreto y sin hacer ruido. Así transita Chung en el circuito, creciendo sin prisa pero sin pausa.

En otros resultados de la jornada, destaca una nueva derrota de Ryan Harrison, que lejos de sorprender, ya entristece e incluso desespera. El estadounidense ha pasado de héroe a villano, de promesa a juguete roto. Esta vez fue James Duckworth quien se aprovechó de su mal estado de forma, y le derrotó por 6-1 7-6 (4).

VAVEL Logo