Copa Davis 2015. David Goffin: el sueño de ser el héroe de su país
David Goffin entrenando para la final Foto: ZImbio

Goffin, ese jugador que empezó a llamar la atención del gran público por aquel partido ante su ídolo ,Roger Federer, en los octavos de final de Roland Garros 2012. En el que llego a ganar el primer set, y puso contra las cuerdas al genio suizo en los siguientes, cuando era un total desconocido para los amantes del tenis. Es hoy, el hombre al que el público belga se agarra para conseguir por primera vez la ensaladera.

Dos títulos se vislumbran en su palmares, ambos conseguidos en el año 2014, pero en distintas superficies. El primero de ellos fue en la tierra batida de Kitzbuehel, al derrotar en tres sets a otra de las promesas del tenis actual, Dominic Thiem. Mientras que el segundo fue solo un mes mas tarde en la cancha indoor de Metz ante Joao Sousa. A pesar de que ya se encuentra posicionado en el top 20 de la Atp (es el número 16), el balance de títulos quizá sea escaso para el potencial que tiene el belga.

Una Copa Davis inapelable

Contrario a otros jugadores que forman parte del top-20 de la clasificación ATP, Goffin ha participado en todas y cada una de las eliminatorias que han llevado a Bélgica a esta final. Empezó dando el punto definitivo en la eliminatoria contra Suiza, en un partido al que llego aquejado de molestias físicas (razón por la que solo participó en un partido), pero en el que no tuvo problemas para deshacerse de Adrien Bossel por 6-4 6-0 6-4. La poca experiencia en esos momentos importantes de su rival, hizo que el belga no tuviera mayor problema para hacerse con la victoria.

Ya en cuartos de final, Bélgica se enfrentó a Canadá. La baja del numero uno canadiense: Milos Raonic, se noto desde el principio, y Bélgica no tuvo ningún problema en llevarse la victoria por 5-0. La única aportación de Goffin en esta eliminatoria, fue la victoria en el segundo partido ante Filip Peliwo, también en tres sets, por 6-4 6-4 6-2. Su presencia en el ultimo dia de eliminatoria no fue necesaria, ya que Bélgica ya había garantizado su pase a semifinales.

Por ultimo, en la penúltima ronda, Goffin mostró su liderazgo para llevar a su país a la segunda final de su historia, al vencer en dos cómodos partidos que se decidieron también en 3 sets. En el primero de ellos se impuso a Diego Schwartzman por 7-5 7-6 (5) y 6-3, mientras que en el segundo partido, en el que se jugaba la supervivencia en la eliminatoria (perdían 2-1), venció a Federico Delbonis, nuevamente sin perder un set. Para que posteriormente Darcis  rematara la victoria.

Por lo tanto, en este fin de semana apasionante que se nos presenta. Habrá que estar atentos a lo que nos puede ofrecer el jugador de Rocourt, al encontrarse con toda la presión de un país que en estos momentos necesita de este tipo de alegrías.

VAVEL Logo