Copa Davis 2015. Steve Darcis: un escudero muy patriota
Steve Darcis. (Fotografía: Zimbio).

20 de septiembre. Bélgica-Argentina. Quinto partido de la eliminatoria entre Federico Delbonis y Steve Darcis. El número dos del cuadro belga conecta un gran remate y clasifica, tras ganar al argentino (6-4, 2-6, 7-5 y 7-6), a su selección para la final de una Copa Davis que se antoja apasionante ante Gran Bretaña, 111 años después.

Al buen hacer del número 16 del mundo, David Goffin, que había conseguido previamente dos puntos de suma importancia para los belgas, se le unió el definitivo de un Steve Darcis que se transforma cada vez que tiene que saltar a la pista y defender los colores de su país y que en las últimas fechas ha sido uno de los culpables de que Bélgica vuelva a la élite mundial del deporte de la raqueta.

Un año malo en el circuito individual

A sus 31 años, Steve Darcis está en su plena madurez deportiva y afronta cada inicio de año con la ilusión de un joven en busca de superarse temporada tras temporada. La verdad es que lo tiene fácil ya que en toda su carrera profesional (13 años), la mayor ronda alcanzada, por ejemplo en un Grand Slam, es la segunda en Roland Garros (año 2008), igual que en Wimbledon (año 2013) y en el US Open (2008 y 2012). En el Open de Australia el resultado es aún peor ya que no ha conseguido superar la primera ronda.

En sus trece años como tenista profesional, Darcis suma solamente dos títulos

El de Lieja es en la actualidad el número 84 del ránking ATP, y acumula en 13 años únicamente dos títulos como profesional. El primero en el año 2007 en Amersfoort y el segundo, un año después, en Memphis. En todos estos años, su mejor resultado dentro del ránking ATP lo consiguió en 2008, alcanzando el puesto 44º.

Este año, en lo que al circuito individual se refiere, no ha sido tampoco nada bueno para el residente en Saive, acumulando 12 victorias y 13 derrotas, con un contundente 1-3 en los recientemente citados Grand Slam. A lo largo de su carrera, Steve ha logrado imponerse en un total de 87 partidos mientras que ha caído derrotado en 96, lo que denota que su carrera tenística ha estado más llena de sombras que de luces y de que no estamos hablando de un tenista brillante.

Lo mejor en la Davis

Sin embargo, la mejor versión de Darcis se está pudiendo ver, este año, en una competición en la que se siente sumamente cómodo, y en la que consigue dar lo mejor de sí mismo. Escudero de David Goffin, auténtico número uno del equipo belga y que crece día a día rumbo al top ten del ránking ATP a sus escasos 24 años, el de Lieja tira de patriotismo para sacar su mejor tenis, tal vez ese que en ocasiones ni tiene, para dar puntos decisivos a su selección.

El número dos del combinado belga acumula cuatro triunfos y dos derrotas este año en la Copa Davis

Este año, el número dos del equipo belga ha conseguido meterse a sus paisanos en el bolsillo a base de buenos partidos y de conseguir ganar puntos para su combinado. En la primera ronda ante Suiza, Darcis consiguió un triunfo plácido, ante el número 576 del ránking ATP, Michael Lammer por 6-3, 6-1, 6-3. En el segundo no le fueron tan bien las cosas y perdió ante el 344 del mundo, Henrl Laaksonen en cinco sets y desaprovechando un 2-1 a favor (3-6, 6-3, 6-3, 6-7, 1-6). En cuartos de final, ante Canadá, Steve sacó su mejor tenis para vencer a Frank Dancevic y a Filip Pellwo, antes de llegar a las semifinales y perder primero con Leonardo Mayer (6-7, 6-7, 6-4, 3-6) y de dar el punto definitivo a su selección en ese partidazo para recordar ante un Federico Delbonis que terminó el encuentro solicitando, prácticamente, una bombona de oxígeno.

Balance de 4-2 en Copa Davis, competición favorita del número dos belga, donde el escudero de Goffin saca su mejor tenis todo por el bien de los suyos y en busca de dar la primera ensaladera a un país que respira tenis por los cuatro costados.

Mucho que aportar en una final que se antoja pareja

Pese a la amenaza terrorista, que está desluciendo bastante la antesala de una final que se antoja apasionante, el papel de Darcis en este duelo ante el combinado británico liderado por Andy Murray se antoja más decisivo que nunca para dar el apoyo necesario a un David Goffin que pese a estar imbatido esta temporada en la Copa Davis (4-0) no va a poder ganar, él solo, al anteriormente citado Murray, que llega también intratable a la final con un estratosférico 6-0.

La mejor versión de un tenista, de los llamados del montón en el circuito individual, pero que se transforma cuando piensa en la ensaladera, es de importancia supina para una Bélgica que tiene más cerca que nunca el conseguir por primera vez el trofeo con el que tanto sueña desde el año 1904. En esa ocasión también disputaron la final pero cayeron, precisamente ante las Islas Británicas por un contundente 5-0. Habrá que esperar al fin de semana para saber qué ocurre en esta ocasión.

Fotografías: Zimbio.

VAVEL Logo