Goffin adelanta a Bélgica
David Goffin consigue el primer punto para Bélgica | Foto: The Guardian

David Goffin ha derrotado en el primer partido de la final de Copa Davis entre Gran Bretaña y Bélgica a Kyle Edmund en 2 horas y 47 minutos por un marcador de 3-6, 1-6, 6-2, 6-1 y 6-0. Bélgica se adelanta en la eliminatoria. 

Sorpresa en forma de terremoto

Ni las 13.000 personas en la pista de la Expo de Ghante, ni los cientos de medios de comunicación acreditados y ni la presión de ser el punto de mira de millones de británicos pudo con el jovencísimo Kyle Edmund al inicio del partido. 

El capitán británico de la Davis apostó por poner a un debutante en la competición contra el número uno belga. El partido comenzó con un juego que duró 15 minutos y tuvo una gran repercusión a nivel mental a lo largo de todo el primer set. Edmund sorprendió con un buen saque, una buena derecha, con mucha valentía y con mucho desparpajo a Goffin y consiguió una renta de 5-0, y aunque no consiguió cerrar el set con su saque cuando el marcador reflejaba 5-1, el británico no tuvo problemas para cerrar el set por 6-3.

La reacción a final del set no fue suficiente para  Goffin. El belga notó desde el principio la responsabilidad de ser la primera lanza de Bélgica, y eso atenazó al jugador de Lieja y mostró su versión más errática.

Al inicio del segundo set, Goffin saltó a la pista con el fin de revertir la situación y la imagen que había mostrado en el primer set. El primer juego cayó de la mano del belga, pero sin la sensación de superioridad, que por ranking, debería haber.

La incógnita de si Edmund podría aguantar a ese nivel se disipó en el siguiente juego. El británico volvía a dominar a Goffin que cometía muchos errores no forzados, nueve frente a uno de Edmund. En el área del saque, Kyle Edmund dio un recital con un 100% de puntos ganados con el primer saque y un 80% con el segundo. Todos estos datos se reflejaron en el marcador. Edmund se adjudicó seis juegos seguidos y se hizo con el set por 6-1.

Reacción de Goffin

Goffin solo ganó un resto de los trece que tuvo

Lo que parecía ser una quimera por parte de John Lloyd de poner a un jugador de 20 años a debutar en una final de Copa Davis dejo de serlo cuando el marcador se situó dos sets a cero para Gran Bretaña. 

A pesar de el resultado adverso para Bélgica, la afición belga no dejaba de gritar y animar a Goffin, que se contagió de ese entusiasmo y comenzó a engranar la maquinaria. A esta reacción del belga, sobre todo con los golpes de fondo, también se añadió la falta de acierto de Edmund, que aumentó sus estadísticas de golpes no forzados a nueve. 

El partido se fue equilibrando a medida que iban cayendo los minutos. El británico no llegaba a las bolas con la misma solvencia que en los sets previos y parecía que la suerte le había abandonado. Mientras, Goffin a base de defensas y de hacer fallar a su rival, se adjudicó el set por 6-2.

De menos a más

David Goffin se aprovechó de la tensión y atenazamiento que Edmund llevaba encima. La lógica comenzaba a plasmarse en el partido y era el número 16 del mundo quien cogía las riendas y dominaba al joven británico, que entró en una dinámica negativa. La falta de experiencia en partidos a cinco sets condenó a Edmund. 

El cuarto set fue muy parecido al tercero, donde la superioridad del jugador belga era incontestable. La clave de este cambio dinámico en el partido fue la pérdida de frescura en el juego de Kyle Edmund y la ausencia de fallos en la raqueta de Goffin. Tres breaks llevaron permitieron a Goffin igualar el partido a dos sets cuando se cumplían las dos horas y 22 minutos. 

​​ ​Todo se decidía en el quinto set, después de una primera mitad de partido donde Kyle Edmund ha demostrado la clase de jugador que es, y de una segunda donde Goffin tiró de galones y experiencia para llevar el partido al desempate. 

Goffin no dio lugar a la emoción ni a la sorpresa y a la primera oportunidad que tuvo rompió el saque del británico y se colocó con una ventaja de 3-0. Edmund tuvo un problema en la pierna derecha que le impedía apoyar a la hora de golpear a la bola, y eso también facilitó que Goffin se fuera en el marcador. El set concluyó con un rotundo 6-0.

Esta victoria pone por delante a Bélgica en el cómputo global de la eliminatoria. En lo que respecta a David Goffin, el belga consigue su quinta victoria en esta edición de la Copa Davis y aún no conoce la derrota.

VAVEL Logo