Muñoz de la Nava y Cervantes rompen la banca
Iñigo Cervantes en 2015. Foto: atpworldtour

Cuando se alcanza el objetivo que se lleva persiguiendo durante toda tu carrera deportiva, las cosas fluyen. Iñigo Cervantes estrena su condición de top-100 en el torneo que reúne a los ocho mejores jugadores en el circuito Challenger del año 2015, y lo está haciendo con un juego sencillamente impecable. 

Sao Paulo es testigo de un renovado Cervantes, cuyo juego ostenta una frescura inaudita, haciendo gala de tremenda intensidad de piernas y un repertorio de golpes que le están convirtiendo en un jugador sencillamente imbatible. Primero fue Daniel Muñoz de la Nava, luego Paolo Lorenzi, y el último en sucumbir al vasco ha sido Dustov. 

Pero es que el madrileño ha sabido reaccionar a su temprana derrota contra su compatriota, y logró una espectacular victoria ante el gran favorito al torneo, el italiano Paolo Lorenzi, obteniendo el triunfo que le catapulta a las semifinales.

Eficacia máxima

Sin contemplaciones, sin estridencias pero también sin compasión. Así se mostró un Cervantes que a pesar de tener su plaza asegurada en semifinales, salió a la pista con el único objetivo de la victoria, ante un Dustov que pretendía exprimir sus últimas opciones para meterse en semifinales.

Cervantes supo cuándo era preciso incrementar intensidad

El encuentro no fue tan intenso como los anteriores, pero Cervantes manejó a la perfección todas las situaciones del mismo. Se mostró muy contundente con su servicio, y supo cuándo era preciso apretar los dientes al resto. La polivalencia que ostenta este jugador puede llevarle a su consolidación en el top-100 si continua con este nivel de confianza.

Los dos sets se resolvieron con un break; una ventaja aparentemente nimia e insignificante, pero la superioridad del guipuzkoano fue tal que dio la sensación de que elegía el momento en que apretar las tuercas a su rival. Cuando lo hizo, Dustov tiró la toalla y se resignó a irse de Brasil sin cosechar ninguna victoria.

Muñoz de la Nava vence en el partido definitivo

Espectacular lo realizado por el jugador madrileño. Llegaba con la vitola de favorito al torneo, y vio tambalearse sus opciones al perder ante Cervantes. Sin embargo, su reacción ha sido digna de un jugador que está en el cénit de su carrera, y que parece no haber alcanzado aún su techo.

Sabiendo desbordar por paciencia a Paolo Lorenzi, el tenista madrileño puso de manifiesto una actitud magnífico, y ni siquiera se vino abajo tras perder el segundo set del encuentro. La tercera manga de Daniel fue sencillamente impecable, certificando su clasificación como segundo de grupo.

VAVEL Logo