Habrá final española en Sao Paulo
Iñigo Cervantes en Sao Paulo. Foto: atpworldtour

El tenis español no solo triunfa bajo los focos de atención mediática. Los Nadal, Ferrer, Feliciano o Robredo no podrían existir sin una estructura sólida constituida por guerreros que se baten el cobre en pistas allende los mares, y se afanan en ganarse la vida con una raqueta en la mano. Ejemplos de superación y constancia son Daniel Muñoz de la Nava e Íñigo Cervantes, dos luchadores que en el mejor momento de sus respectivas carreras deportivas, buscarán un título con el que acabar por la puerta grande el año.

Tras una intensísima semana de tenis en la ciudad paulista y alejados de los focos de atención, estos dos españoles han ido cumpliendo objetivos, cosechando éxitos que secundan su condición de flamantes top-100 y estrechando el camino hacia el título. Solo puede quedar uno.

Cervantes vence en la hostilidad

El jugador donostiarra se vio encerrado en una pista pequeña, con el público muy encima y entregado en los ánimos al jugador local. Guilherme Clezar obtuvo el pase a semifinales contra todo pronóstico, teniendo en cuenta que era el jugador con peor ránking de los ocho que comenzaron el torneo. Pero ésto no ha sido óbice para que haya dado un gran espectáculo.

También lo hizo ante un Cervantes muy concentrado desde el inicio. El partido fue una oda a la solidez al saque, algo sorprendente teniendo en cuenta la superficie, pero no tanto si se tiene en cuenta que se jugó en indoor. Ambos jugadores sacaron adelante sus respectivos juegos al servicio hasta que el español aprovechó la bola de break de la que dispuso y asaltó la primera manga.

Tremenda intensidad e igualdad en la segunda manga6-3 y la seguridad que otorga el navegar con viento a favor, no hicieron mella en la concentración de Íñigo. Clezar no estaba para bromas, y no bajó el pistón ni un instante. El duelo adquirió tintes épicos, con largos e intensos peloteos y una grada entregada ante una posible remontada. El segundo set fue de máxima igualdad, y se resolvió en un tiebreak dramático. 9-7 acabó decantándose del lado del español, que llegó a salvar bolas de set.

Muñoz de la Nava, en la final sin jugar

El jugador madrileño no tuvo la necesidad de disputar las semifinales, después de que su contrincante, Guido Pella, se rompiera el abductor en el intrascendente partido de la última jornada del round robin. Un auténtico drama para el argentino, que llegaba en un gran estado de forma y con la esperanza de lograr el título, después de haber ganado hace apenas una semana en Montevideo.

Muñoz de la Nava intentará vengarse de su compatriota, después de que éste le derrotara en el primer partido del torneo. Tan solo se enfrentaron en una ocasión más, y fue en Hamburgo este mismo año, encuentro saldado con victoria para el donostiarra, lo que puede ser un diferencial en un partido igualado. Lo que sí es seguro es que será una fiesta del tenis español. Toca disfrutar.

VAVEL Logo