Ferrer no termina de arrancar
Jack Sock en Auckland. Foto: atpworldtour

Es preciso ser valiente y ambicioso para hacer cambios a los 33 años y cuando se lleva muchas temporadas entre los diez mejores del mundo. El hambre de victoria, de seguir progresando continuamente y un espíritu competitivo indomable, es lo que ha hecho que Ferrer modifique su raqueta, buscando más potencia para jugar de tú a tú con los mejores. 

En ocasiones, se da un paso atrás cuando se quiere avanzar, pero puede ser tan solo para coger carrerilla. Eso es lo que espera el de Jávea, que continúa aclimatándose a su nueva herramienta pero no tiene mucho más tiempo para ello. Las derrotas en Doha y Auckland le hacen llegar con cierta inseguridad a Melbourne.

Inestable partido

La mejor arma de Ferrer suele ser la consistencia, pero ante Sock se pudo presenciar a una total desconexión por parte del español. Durante el primer set, el encuentro siguió los cauces previstos, con un dominio total de Ferrer desde fondo de pista, que no sufrió nada al servicio y aprovechó una de las tres oportunidades de las que dispuso para hacer break al estadounidense.

Tras un prometedor 6-3, Ferru se relajó como pocas veces se le ha visto. Jack Sock atesora un ingente potencial, y su drive es uno de los más incisivos del circuito. Lo puso a funcionar en los compases iniciales de la segunda manga, ante la pasividad de un Ferrer que cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde.

Tras un contundente 6-1 para el estadounidense, se esperaba una reacción encorajinada del español, pero David se atrapó tejida por sí mismo, a base de errores e intensidad de piernas poco constante. Sock apabulló al español; el bueno de Jack cuajó un partido sencillamente magnífico, y se mostró inconmensurable en el set definitivo, donde fue superior de principio a fin. 

Sock buscará el segundo torneo ATP de su carrera deportiva, tras el que consiguiera en Houston el pasado año, mientras que el alicantino habrá de sobreponerse a estas duras derrotas de primera fase de temporada.

VAVEL Logo