Bautista proyecta su estado de gracia contra Klizan
Roberto Bautista durante el partidazo de hoy contra Klizan

Los que decían que Roberto Bautista llegaría muy cansado tras su gran semana en Auckland, se han dado con un canto en los dientes. Si estaba cansado, no se le ha notado. Se ha visto a un profesional que ha sabido dominar y ser dominado y que, cuando le han igualado los dos sets de ventaja que tenía, en vez de venirse abajo se ha levantado más fuerte.

Los dos primeros sets fueron un reflejo del Rober de Auckland, 6/2 y 6/3 en apenas una hora de encuentro. En esta hora y cuatro minutos, el español no cedió ni una vez el servicio y consiguió quebrar en tres ocasiones al eslovaco.

Sin embargo, el jugador de Bratislava es un jugador muy incómodo en ese tipo de pistas. Le da una gran carga de efecto a su derecha y al ser zurdo, complica las cosas. Este jugador, que ya ganó a Rober en 2012 en Bordeaux, no se quería despedir tan pronto del torneo y sacó todo lo que tenía dentro.

En el tercer set, el español, ya de entrada, tuvo que salvar una bola de break en su primer turno de saque, que finalmente perdería en su tercer turno para que Martin mandara por 4/2 en el luminoso. Con 5/2, el eslovaco sacaba para ganar esta manga, pero el castellonense logró ponerse 5/4. Sin embargo, volvió a perder el servicio, ¡en blanco!, en un momento nada oportuno. 6/4 para Klizan.

Así, llegamos a un cuarto set donde el zurdo rozó la excelencia. Venció por 6/2 en un periodo en el que no hubo color. Un set que empieza 5/0 lo dice todo. Rober lo intentó, se colocó 5/2, pero era una losa demasiado grande. El pupilo de Martin Damm igualó la contienda.

En vez de hundirse, Roberto hundió a su rival.

Llega el momento decisivo. El set definitivo tras más de horas y media de partido en las piernas.

Como dije antes, Roberto Bautista, desactivó a una máquina llamada Martin Klizan, que estuvo activada durante el tercer y cuarto set. Comenzó rompiendo el saque del tenista de 26 años y se mostró muy seguro con el suyo. Con 4/2 a su favor, volvió a materializar otra bola de break a favor para poner el 5/2 y dejar tanto sufrimiento de lado. Sin arrugarse, cerró el partido con su saque tras 3 horas y 19 minutos . Lo celebró como se merece, al grito de ''¡¡¡¡VAMOS, VAMOS!!!!'' que demuestran la ambición de este tenista que no para de crecer.

Sigue la racha positiva

tras ganar el ATP 250 de Auckland, derrotando a rivales como Vesely, Young, Isner o Tsonga.

Próximo rival

Su próximo rival en segunda ronda será será el serbio Lajovic, que ha derrotado al estadounidense Querrey. Iban 6/7, 4/6, 6/4 y 6/2 cuando el 'gigante' americano se retiró.

Gane o pierda el partido, a buen seguro Rober nos seguirá garantizando actitud y, sobre todo, tenis.

VAVEL Logo