Tsonga se lleva el encuentro bomba de la primera jornada
Tsonga, en su encuentro de primera ronda

En un torneo de 128 jugadores, el sorteo siempre es caprichoso y nos regala algunos encuentros propios de rondas más adelantadas ya en la primera jornada de competición. Así ha ocurrido y nos deparó un Jo-Wilfried Tsonga contra Marcos Baghdatis. El número 10 del mundo contra el 46. Hablamos de un actual top-10 contra alguien que sabe convivir entre los 10 mejores.

El partido empezó muy bien para el jugador de Le Mans, que ya en el segundo turno de saque de su rival pudo romperle el servicio para ponerse 2/1 arriba y saque. No se produjo ninguna rotura más, por lo que Jo-Wilfried se hizo con la primera manga por 6/4. No fue fácil, tuvo que levantar dos bolas de break, una con el 3/2 y otra con el 5/4.

En el segundo set, más de lo mismo, pero con el resultado al contrario. Ambos jugadores se pasaron todo el set ganando su servicio y sin conceder ni una bola de break. Todo apuntaba a que se llegaría a la muerte súbita, hasta que, contra todo pronóstico, el jugador de Limassol quebró el saque de Tsonga, ¡en blanco!, cuando iba ganando 5/4. Por lo tanto, puso la igualdad en el marcador tras vencer en esta segunda manga por 6/4.

En el tercer set, de nuevo, más de lo mismo, pero ahora se vuelve al marcador del primer set. Otro 6/4 de Tsonga. Es lo que tiene un partido tan igualado. Al igual que en el segundo set, los dos tenistas iban ganando todos sus servicios sin conceder bolas de rotura al rival. Pero, de nuevo, nos quedamos sin tie-break. Esta vez fue el francés quien, con 4/4 rompió el saque de Marcos a la tercera oportunidad. Consolidó el break ganando su saque y, por consiguiente, la tercera manga.

A partir de este momento, tras casi dos horas de encuentro, el finalista aquí en 2006, sufrió un bajón físico y, como consecuencia, tenístico.

Los últimos 33 minutos de encuentro fueron claramente para el número 10 del ránking ATP, que no dio opción a su oponente y se llevó la cuarta manga por 6/2.

Su próximo rival será Omar Jasika, el jóven tenista local de 18 años, que derrotó, en su primera victoria en un Grand Slam, al ucraniano Marchenko por 6/4, 3/6, 6/0 y 6/4. Ojo con este jugador, que ganó el US Open Junior en 2014, aunque el finalista aquí en 2008 (perdió con Novak Djokovic) no debería tener grandes problemas si quiere volver a cosechar un resultado así.

VAVEL Logo