Robredo sucumbe a un brillante Raonic
Milos Raonic en Melbourne. Foto: australianopen.com

Buscando la eclosión, el salto cualitativo tan ansiado desde hace más de un año, y para el que ahora sí, parece preparado. Así afronta este 2016 un Milos Raonic que por el momento está rindiendo a un excelso nivel. Lo hizo bien en Abu Dhabi, en Brisbane cosechó el título ganando en la final a Federer, y ante un jugador siempre complicado como Robredo, ha hecho gala de un aplomo y solvencia espectaculares.

Es mucho más que saque el nacido en Podgorica, que a base de trabajo físico muy duro, está adquiriendo una movilidad inaudita para un gigante como él. Con el aura de campeón que se pone de manifiesto en los momentos importantes de los partidos, Milos acompañó los 24 saques directos cosechados, y castigó hasta el más mínimo error de Robredo.

Raonic, excelso en momentos cumbre

Tommy tuvo bola de set en la primera manga y entregó el parcial con una doble falta

El catalán lo intentó todo, y mantuvo una encomiable actitud durante todo el encuentro. Concentrado al máximo, animándose a cada instante e intentando colarse en la más mínima fisura del juego de Raonic. Hubo alguna rendija pero no logró aprovecharla el español. Tras un primer set totalmente equilibrado en el que Tommy salvó cuatro bolas de break, llegó a gozar de una ventaja de 3-0 en el tiebreak, pero falló una derecha clara y permitió que Milos recuperara. 

Robredo en Melbourne. Foto: zimbio
Robredo en Melbourne. Foto: zimbio

En la segunda manga gozó de una pelota de rotura que fue neutralizada a la perfección por Raonic. El partido fue un duelo de estilos permanente, con el canadiense atacando a tumba abierta y el catalán manteniendo la solidez de fondo de pista, e intentando atrapar a Milos en una enmarañada red de cambios de altura y velocidad. Se llegó de nuevo al tiebreak, y volvió a ser mejor Raonic. 

Fue un palo muy duro para el español verse dos sets abajo después de haber estado más de dos horas batallando. No obstante, no se dejó ir el español, sino que aguantó el tipo hasta el 6-5 en contra, llegando a salvar hasta tres bolas de set. Sin embargo, acabó claudicando. Se despide del torneo el catalán, que habrá de intentar mejorar su ránking para no cruzarse tan pronto con los mejores. Por su parte, Raonic pone la directa hacia la segunda semana.

VAVEL Logo