Andy Murray disipa todas las dudas en torno a él
Andy Murray disipa las dudas que existen en torno a él (Foto: Zimbio)

El escocés y cabeza de serie número dos en este Open de Australia, Andy Murray, consiguió su pase a los octavos de final de este torneo por octava vez consecutiva, tras vencer al portugués Joao Sousa por 6-2, 3-6, 6-2 y 6-2 en un encuentro que se alargó a las 2 horas y 38 minutos de juego, en un encuentro donde Murray perdió el primer set de este certamen. 

El partido comenzó muy igualado, con ambos tenistas manteniendo sin problemas sus respectivos saques, aunque parecía levemente que Joao Sousa estaba más asentado en la pista, con su buena derecha desde el fondo de la pista inquietaba en numerosas ocasiones el tenis de Murray. Hasta en dos ocasiones pudo el portugués de romperle el servicio al escocés en esta primera manga, pero Andy Murray con mucha sangre fría conseguía salvar la situación. Cuando la igualdad reinaba en el partido, apareció el gran Andy Murray para romperle el servicio a Joao Sousa en el sexto juego cuando el marcador reflejaba 3-2 a favor de él. A partir de ahí, el número 33 del mundo comenzó a cometer numerosos errores y volvió a perder una vez más su servicio. Ya con todo favorable y con su saque, Andy Murray selló el primer set por 6-2 en 30 minutos de juego.

En la reanudación volvimos a ver la mejor versión del portugués, también ayudado por la irregularidad al servicio de Murray, especialmente con el segundo saque. En su cuarta opción de break Sousa finalmente conseguió romper el saque de Murray en el primer juego del segundo parcial. Andy Murray estaba obligado a remontar si no quería verse como le empataban el partido. El portugués seguía con su buen tenis apoyado de su sólido servicio para seguir sumando juegos y poder llevarse el segundo set. Lo consiguió, en 49 minutos de juego, Sousa ponía la igualdad en el partido con un set para cada uno.

Andy Murray celebrando un punto | Foto: Zimbio
Andy Murray celebrando un punto | Foto: Zimbio

Se oía un poco de murmullo sobre el Margaret Court Arena, y no era para menos. Andy Murray había cedido el primer set en todo el torneo. Tras esto, el número dos del mundo tenía que revertir la situación y jugar un tenis más agresivo y más decisivo, disipando dudas. Empezó de entrada con break en el primer juego del tercer parcial y a partir de ahí no volvió a darle ninguna oportunidad al portugués de romperle el saque. Otro break en el quinto juego ponía el marcador con un 4-1 ya casi decisivo para que Murray con su saque pusiese una gran ventaja en el marcador que finalizaría con un 6-2.

Parecía que todo volvía a la normalidad, y Murray volvía a disfrutar jugando al tenis. En el cuarto set cogió la misma dinámica que el tercero, Sousa no pudo continuar con ese nivel que le valió para conseguir un set. Andy consiguió romper el servicio de Sousa al quinto juego, cuando el marcador reflejaba un empate 2-2 entre ambos tenistas. Ahí acabó el partido para Sousa que vio como Murray ponía el pie en el acelerador para ganar cuatro juegos consecutivos y llevarse el set y el partido.

En octavos de final, Andy Murray se medirá al australiano Bernard Tomic que en el día de hoy consiguió vencer a John Millman en el duelo australiano de la jornada por 6-4, 7-6 y 6-2.

Andy Murray celebrando la victoria ante el público | Foto: Zimbio
Andy Murray celebrando la victoria ante el público | Foto: Zimbio
VAVEL Logo