Kyrgios se corona en Marsella
Kyrgios golpeando una derecha en el Open 13 Provence | Foto: zimbio.com

El niño rebelde, Nick Kyrgios, ha conseguido el primer título de su corta carrera deportiva después de una semana que le costará olvidar por el nivel tenístico mostrado y por el mero hecho de ser la primera victoria importante en el circuito ATP, en el que está llamado a ser el gran dominador siempre y cuando temple ese carácter que tantas asperezas levanta entre sus rivales y el público en general. 

En el día de hoy, Kyrgios ha vencido en la final a Marin Cilic por 6-2 y 7-6(3) en una hora y 25 minutos. Un partido muy poco disputado, controlado en su mayoria por un Kyrgios que no ha mostrado esa faceta arrogante y ha dado rienda suelta a su tenis, especialmente con su revés. El australiano es el merecedor de la victoria en el torneo marsellés, en el que no ha cedido ni un solo set. Otro aspecto positivo para el joven de 20 años es que suma su primera victoria ante el campeoón del US Open de 2014, Cilic, y coloca el empate en su lucha particular. 

Kyrgios aprovechó el segundo saque de Cilic

Desde el primer juego, Nick Kyrgios auguraba una gran final para él y su equipo. Cilic sufrió mucho con el saque durante todo el partido y en el primer juego ya concedió la primera bola de break al australiano, que desaprovechó, pero solo sería la segunda que el croata salvaría de las once que tuvo en contra. Kyrgios no tuvo problemas con su saque y los salvó con una ostensible solvencia. El primer golpe sobre la mesa de Kyrgios llegó en el segundo turno de saque de Cilic, que cuando jugaba con segundo servicio Kyrgios se metía en pista y comenzaba a dominar, especialmente con el revés. Esa fue la tendencia del set, que en poco más de media hora un 6-2 colocaba a Kyrgios más cerca de su primer gran título. 

Cilic solo ganó el 39% de puntos con el segundo saque

El australiano estuvo irreconocible, para bien, porque en ningún momento apareció ese jugador que se encara contra el arbitro, la grada o su propio stuff. Todo lo contrario. Se enfadó consigo mismo al inicio del segundo set cuando no conseguió aprovechar las bolas de break y asestar el golpe definitivo al croata. 

Un Cilic mucho más inspirado en el segundo set condenó a la igualdad durante todo el segundo parcial, donde ninguno de los dos consiguieron aprovechar la bola de break de la que dispusieron. El tie-break devolvió al Kyrgios del primer set, electrizante, haciendo imposible a Cilic hacerse con la iniciativa en los puntos y obligándole a correr, donde el rendimiento del gigante croata cae. A partir del 3-3 en el tie-break, Kyrgios acumuló 4 puntos seguidos para alzarse con el trofeo del Open 13. 

Kyrgios, el tapado

Nick Kyrgios ha sido la gran sorpresa del torneo que se disputa a orillas de la Costa Azul. Sin la etiqueta de favorito, el aussie número 41 del mundo se fue haciendo hueco entre los principales favoritos. No ha tenido un cuadro fácil, pues en cuartos de final vivió el partido más complicado del torneo contra el jugador local Richard Gasquet y en semifinales Berdych fue su penúltima víctima. 

La única final en el expediende de Kyrgios es la que disputó el año pasado en el torneo de Estoril donde cayó ante Gasquet en tierra batido. Esta vez, en pista dura, el australiano no dejó pasar la oportunidad y a la segunda levanta un trofeo. 

VAVEL Logo