Coric condena a la subcampeona al play-off
Corrió defendiéndose en el Country Hall Sart-Tilman | Foto: daviscup.com

Borna Coric se redimido de su derrota ante David Goffin y hoy, en el quinto y definitivo partido, ha vencido a Kimmer Coppejans (...) y da el paso a los cuartos de final de la Copa Davis. Croacia se une a los ya clasificados EEUU, Italia, Argentina, Francia y República Checa.  

Los dos jóvenes jugadores ofrecieron un partido vibrante, vivo y muy bonito. Desprendían ilusión y ganas de tenis por los cuatro costados, y eso se tradujo en un encuentro muy disputado con dos estilos antagónicos: Coric con un juego explosivo y potente, y Coppejans apostando por la técnica, los intercambios y la colocación. La suerte sonrió al joven jugador croata de 19 años que consiguió su cuarta victoria en su corta trayectoria en la Copa Davis. Coric doblegó la raqueta de su rival a base de potentes tiros procedentes de su derecha y de su saque, con el que conectó 8 aces, aunque su rival se defendió como gato panza arriba y llevó el primer parcial al tie-break. A pesar de la resistencia de Coppejans, Coric se llevó un set de más de una hora de duración 

El primer set fue un duro golpe mental para el belga que solo pudo adjudicarse 4 juegos en los dos sets siguientes. Aún asi, siguió dando guerra al croata y espectácula al público belga que colmaba la gradas del Country Hall Sart-Tilman. Mientras, Borna Coric siguió imponiendo un ritmo imparable y no concedió ninguna bola de break en el partido. 6-2 y 6-2 fueron el resultado de los dos últimos sets. 

Croacia volverá tres años después a unos cuartos de final y se verá las caras con EEUU, que venció a la Australia de Hewitt 3-1. Los croatas nunca han perdido contra EEUU en la Copa Davis, tres precedentes y tres victorias croatas. Una de ellas fue en la primera ronda de la edición de 2005 que acabaría ganando Croacia. 

 

El número uno belga al menos cumplió

Antes David Goffin había vencido a Marin Cilic en el duelo de números uno 6-4 6-4 3-6 y 7-5 en más de tres horas de partido, en las que el jugador belga, número 16 del mundo, ofreció un tenis notablemente superior al del croata Cilic, que estuvo muy errático llegando a cometer 77 errores no forzados. 

Los dos primeros set fueron una calcomanía en cuanto a juego. Goffin desplegó un juego al más puro estilo de tierra batida, al contraataque, obligando a Cilic a atacar constantemente, aunque sin mucha eficacia porque delante tuvo a un auténtico muro que devolvía todas sus bolas. Cilic no consiguió aplicar ese juego de dos-tres golpes y el saque tampoco le funcionó. Un break en cada set permitió poner a Goffin a un solo set de igualar una vez más la eliminatoria. 

Como le ocurriera en el partido de la primera jornada donde iba ganado dos sets a cero a Borna Coric  y acabó ganando el quinto, lo mismo le paso ante Cilic, pero esta vez solo concedió un set. El tercer set parecía ser un mero trámite debido a la superioridad que reflejaba Goffin y a las mínimas, aunque visibles, muestras de cansancio de Cilic. Sin embargo, Goffin desaprovechó la oportunidad de romper el saque del croata al inicio del set y lo acabó pagando. El croata comenzó a conectar saques directos, hasta un total de 14, que hicieron imposible la reacción del número uno belga. 

Llegados a este punto, el partido se igualó y ambos jugadores ganaban sus saques con muchas dificultades hasta que en el quinto juego Goffin rompió el saque del croata. Con 5-4 y saque, el belga cedió su saque y el marcador volvía a reflejar la igualdad que había imperado al inicio del set. No obstante, Goffin se mantuvo frió, concentrado y consciente de que perder el set supondría mucha presión para él teniendo en cuenta que si perdía el partido, Bélgica estaría obligada a jugar el play-off para mantenerse en el Grupo Mundial. Tres juegos seguidos de David Goffin cerraron el partido y puso el 2-2 en la eliminatoria. 

VAVEL Logo