Pliskova se abona a la locura para seguir viva en Melbourne
Karolina Pliskova ejecuta una derecha durante su encuentro de hoy. Foto: zimbio.com

Pliskova se abona a la locura para seguir viva en Melbourne

La checa, quinta favorita, remontó un 5-2 en contra en la tercera manga ante la letona Jelena Ostapenko, a la que acabó derrotando por 4-6 6-0 y 10-8 tras dos horas y cinco minutos de un encuentro que cerró la jornada en la Margaret Court Arena. Pliskova alcanza, de esta manera, su primera presencia en la segunda semana del Open de Australia.

ManuGarci
Manuel García

Karolina Pliskova estará presente en la segunda semana del Open de Australia, primer Grand Slam de la temporada, por vez primera en su carrera. Aunque a punto estuvo de acompañar a otra favorita, la eslovaca Dominika Cibulkova y hacer las maletas. La checa, al igual que hizo ante Garbiñe Muguruza en el Masters de Singapur, fue capaz de remontar un 5-2 y doble break adverso en el tercer y último set en su partido de tercera ronda ante la joven letona de 19 años, Jelena Ostapenko, número 38 del mundo. Ostapenko realizó un gran partido, sobre todo en el primer y tercer set, pero pecó de inexperiencia cuando sacó por dos veces para el partido permitiendo la remontada final de su rival. 

Pliskova realizó 46 golpes ganadores, entre ellos 19 saques directos, por 18 errores no forzados. Ostapenko estuvo cerca en winners, 41, pero cometió 25 errores más que su rivalDurante los primeros compases del encuentro y como es habitual en ella, Pliskova comenzó muy fina con su servicio, llévandose sus dos primeros turnos de saque en blanco. La tenista checa pudo marcar distancias ya desde el principio, al disponer de tres bolas de break en su primer juego al resto del partido, pero Ostapenko no se amilanó y salvó esa primera situación complicada con su habitual agresividad. Poco a poco el servicio de Pliskova fue perdiendo fuelle y Ostapenko comenzó a castigar el punto más débil de su rival, la movilidad. Así llegó el primer break del partido favorable a la tenista de Riga en el quinto juego, al aprovechar los segundos servicios de Pliskova y culminando la rotura con un gran golpe ganador con el revés cruzado.

Sin embargo, la reacción de Pliskova no se hizo esperar y recuperó inmediatamente la desventaja para igualar a tres el marcador del primer set. Pese a ello, la número cinco del mundo siguió sin encontrar la comodidad necesaria con su servicio, especialmente con un segundo saque con el que sólo pudo ganar el 25% de los puntos (3 de 12). Ostapenko aprovechó ese enorme agujero para romper por segunda vez el saque de Pliskova en el noveno juego, una rotura que esta vez sí pudo confirmar para llevarse el primer set por 6-4 tras 38 minutos de juego. 

Pliskova reacciona con un rosco 

Uno de los problemas de esta joven jugadora de 19 años es su inconsistencia, algo por otra parte normal teniendo en cuenta su juventud. Tras ganar el primer set, Ostapenko desapareció en el segundo. Pliskova, consciente de que había dado muchas facilidades con su servicio, dio un paso adelante y en apenas 20 minutos puso las tablas en el marcador tras endosarle un rosco a su rival. La checa firmó unos espectaculares números con su servicio: 86% de primeros saques dentro, con los que ganó el 92% de los puntos. Al resto quebró en tres ocasiones el servicio de su rival para llevar el partido al tercer y definitivo set. 

Ostapenko perdona y lo acaba pagando

El tercer set fue una muestra de lo volátil que puede llegar a ser este deporte. Tras un segundo set que fue un visto y no visto, Ostapenko volvió a mostrar su mejor versión en el set definitivo. La letona volvió a castigar a Pliskova moviéndola de lado a lado. Tras ceder su servicio en el quinto juego, la checa pagó su desesperación con su raqueta, tras lo cual recibió una amonestación por parte de la juez de silla. Esto pareció descentrar definitivamente a Pliskova, ya que volvió a perder una vez más su servicio, esta vez en blanco, lo que la obligaba a realizar una auténtica machada para seguir viva.

Pliskova se medirá a la tenista local, Daria Gavrilova, por un puesto en cuartos de finalPero con 5-2 y dos oportunidades para cerrar el partido y lograr la victoria más importante de su vida, Ostapenko fue presa de su inexperiencia y perdió de manera fulminante su ventaja. La tenista de Riga sólo pudo ganar un punto en cada uno de los dos turnos de saque. Consciente de que su rival le había perdonado la vida, Pliskova quiso prolongar la racha y cerrar el encuentro a la primera. Pero Ostapenko volvió a demostrar que es mucho más fácil jugar por debajo que por arriba y salvó, con una gran derecha ganadora, la primera opción de Pliskova para liquidar el encuentro. La letona puso el empate a seis en el marcador pero era consciente de que había dejado pasar su oportunidad. Pliskova no quiso más sustos y apretó en cada turno de saque, los cuales se los fue llevando con facilidad hasta que con 9-8 a su favor llegó la segunda oportunidad para apuntarse la victoria. Esta vez la resistencia de Ostapenko llegó a su fin y la quinta cabeza de serie pudo lograr la rotura decisiva para poner el 10-8 definitivo. 

Pese a no poder culminar su gran partido con un triunfo, el público congregado en la Margaret Court quiso premiar el gran coraje derrochado por Ostapenko y la despidió con una sonora ovación que de buen seguro la joven letona recordará por mucho tiempo. Pliskova, por su parte, buscará no sufrir tanto en su próximo encuentro, algo que no va a ser fácil, ya que se medirá a la última superviviente australiana del cuadro, Daria Gavrilova, que se deshizo en la pista central de la suiza Timea Bacsinszky, doudécima favorita.  

VAVEL Logo