Gasquet gana al ralentí
Gasquet golpeando una bola desde el fondo de pista | Foto: Rodrigo Jiménez Torrellas - VAVEL

El número veintidós del ránking ATP, Richard Gasquet, comenzaba el año consiguiendo llegar hasta la tercera ronda del Open de Australia, primer Grand Slam del curso antes de poner rumbo a la primera eliminatoria de la Copa Davis contra Japón, donde el tenista francés sumaba una cómoda victoria sobre Taro Daniel para ayudar a su país a conseguir la victoria final. El siguiente escollo que ha aparecido en el camino de Gasquet es el ATP 250 de Montpellier, donde partía como tercer cabeza de serie, quedando exento de la primera ronda para citarse en la ronda de dieciseisavos de final con el turco Malek Jaziri, número 50 del ránking ATP, que competía en el torneo francés siendo capaz de derrotar en la primera ronda al tenista local de la qualy, Tristan Lamasiné por 1-6, 7-5 y 7-6 (3). Por delante un complicado encuentro con menos de treinta puestos de separación entre ambos contendientes al triunfo, contando Richard con una importante baza como es el apoyo del público local.

Gasquet sale ileso del tira y afloja

Comenzar los partidos con intensidad sin duda alguna puede marcar un antes y un después en los juegos, por lo que Gasquet, sabiendo de su condición de claro favorito para hacerse con el encuentro, aprovechaba los errores de Jaziri para sumar ni más ni menos que dos roturas que le colocaban con un cómodo 4-1 a favor desde el que controlar con tranquilidad el resto del parcial. Pero ni mucho menos se daría por vencido fácilmente Malek, recortando una de las dos roturas para a continuación ser capaz de quebrar el servicio de Richard por segunda ocasión consecutiva, empatando el primer set a cuatro juegos para que de ahí en adelante empezara un final de parcial totalmente diferente al que se podía haber esperado en un primer momento.

Gasquet, jugando en todo momento en el filo de la navaja al mostrar su buen juego y pasar a cometer errores sencillos de evitar, conseguía obtener tres nuevas bolas de rotura, aprovechando la primera para colocar el 6-5 a su favor, lo cual le dejaba a tan solo un juego de cerrar la primera manga. El pulso no le temblaba al cabeza de serie número tres del torneo francés, que con suma facilidad se hacía con el último juego que le llevaba el 7-5 a su casillero después de 41 minutos de parcial, en los que sin duda alguna Richard pudo jugar con su contrincante a las mil maravillosas, tendiéndole la caña de los errores para que este picara, recuperando terreno para finalmente ahogarse en la orilla ante el poderío de su contrincante.

Gasquet deja a un lado la tranquilidad para no dar opción alguna a Jaziri en la segunda manga

Tras un pequeño descanso en el que aclarar ideas, Gasquet comenzó el segundo acto con intensidad, dejando a un lado los malos momentos sufridos en la segunda manga en busca de cerrar el choque lo más rápido posible. A las primeras de cambio, el tenista galo conseguía quebrar el servicio de su rival para irse hasta el 2-0, para que de ahí en adelante los juegos pasaran con más pena que gloria hasta que se llegaba al 4-2, momento en el que Jaziri sentía la presión de ir por detrás en el electrónico, entregando un break que a la postre terminaría siendo definitivo para los intereses del tenista turco.

Con 5-2 a su favor, Gasquet disponía de su saque para cerrar el segundo parcial, algo que conseguía por 6-2 y por ende se llevaba el pase a los cuartos de final del ATP 250 de Montpellier por 7-5 y 6-2 después de una hora y diecinueve minutos de partido. En la siguiente ronda el tenista francés se tendrá que ver las caras con su compatriota, Kenny De Schepper.

VAVEL Logo