Florian Mayer accede a cuartos
Foto: Zimbio

El partido fue bastante parejo y llegó hasta un tercer set, donde el alemán quien se ha visto más arriba en el ránking venció al ruso que viene de superar en la primera ronda al uruguayo, Pablo Cuevas (28°).  Por su parte Mayer le había ganado a Marco Ceccinatto (104°), en la primera jornada de este tradicional torneo de Hamburgo que reparte casi 1.500.000 euros en premios. El último campeón fue  el serbio Martin Klizan (126°), cuando derrotó en la final a Cuevas en dos sets, 6-1 y 6-4.

El tenista nacido en Bayreuth, Alemania viene de disputar dos Challenger debido a su baja posición en el ránking ( llegó a ser 18°), es decir, por debajo de los 100 y por eso aunque sean pocos puntos, siempre vienen bien para recomponerse para dar pelea más arriba. En Wimbledon de este año cayó en segunda ronda contra el subcampeón. Marin Cilic (6°).

Kuznetzov, por el contrario está por encima de los primeros 100 escalones y disputó el abierto sueco en Bastad, la semana pasada. Donde cayó en semifinales con el ucraniano Dolgopolov (67°), quien perdió con el español, David Ferrer (33°), en la final.

En 27 minutos, Mayer se llevaría el primer parcial por 6-3. en el segundo game  logró un quiebre del servicio. Se impondría por 3-1, tras el cuarto con un luego, con un buen nivel tenístico del local hasta el momento, Kuznetzov descontaría dos games. Perdería un break en el siguiente, pero sería demasiado tarde por que el alemán cerraría cómodo el set.

En el set siguiente se invertirían un poco los roles y ahora es Kuznetzov quien salió a recuperarse y conseguiría un break, también en el segundo y así hasta el quinto, salvo el descuento en el anterior, el ruso estaba arriba por 4-1. Allí se despertaría Florian Mayer, quien parecía dispuesto a cerrar el pleito con un sorpresivo 4-4, para el transcurso de esa manga, la cual quedaría en manos de su rival con rotura del saque incluído, 6-4, en 39 minutos.

La definición del partido y el camino de Mayer

El tercero y definitivo fue realmente el más parejo y hasta habría tres pérdidas de servicio, una de Mayer y dos de Kuznetzov. Incluidos ambos quiebres por lado, hasta el octavo game fueron puntos muy disputados y se plasmó un 4-4 que confirmaba la paridad en el resultado. Sin embargo el alemán campeón en Halle en 2016 pudo empezar a resolver el set con un 40-30 y break point, que lo dejó 5-4 y con su servicio cerró el partido.

Ahora lo espera un gran duelo con el argentino, Diego Schwartzman (38°) quien alcanzó los cuartos de final en Bastad, justamente ante Kuznetzov y en primera ronda de Wimbledon. También cayó en el cuadro de dobles, junto a su pareja Carlos Berlocq (337°). 

VAVEL Logo