Johnson frena el sueño de Berlocq
Puño apretado y pase a cuartos de final. Imagen-Zimbio

Siendo este el primer partido entre Berlocq y Johnson, está por seguro que ambos no desaprovecharían la oportunidad de meterse en los cuartos de final en este torneo. Por el lado de Carlos, que ya tiene dos títulos ATP 250 en su carrera (Bastad 2013 ante el español Fernando Verdasco por 7-5 6-1 y Oeiras 2014 ante el checo Tomas Berdych por 0-6 7-5 6-1), es la primera vez que alcanza esta ronda (solo había llegado a segunda en el 2011 donde luego de ganarle al austriaco Andreas Haider-Maurer por retiro 7-5 4-1 caería ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov 4-6 4-6) gracias a sus victorias contra el australiano Alex Bolt por 6-2 6-4 y ante el serbio Viktor Troicki por 3-6 6-1 6-2. 

Mientras que el estadounidense Johnson, que también tiene dos ATP 250 (Nottingham 2016 ante el uruguayo Pablo Cuevas 7-6 7-5 y Houston 2017 contra el brasilero Thomaz Belluci 6-4 4-6 7-6), busca repetir la semifinal alcanzada en el 2015 (perdió contra el francés  Pierre-Hugues Herbert 6-3 6-7 2-6) luego de derrotar al taiwanés Yen-Hsun Lu debutando en segunda ronda por 6-4 6-4 al ser el cabeza de serie número 6.

Johnson se afirma en el tie break

Con la Pista Central del Winston-Salem Open 2017 sin ningún asiento vacío, Berlocq y Johnson se preparaban para dar comienzo al partido que decidiría cuál de los dos avanzaría a los cuartos de final. Johnson abriría el primer juego con su servicio para ponerse 1-0 y Berlocq sin dudarlo igualaría en 1-1. Steve realizaría un game perfecto para marcar el 2-1, Berlocq empataría en 2-2 y el estadounidense volvería a mantener el saque generando la ventaja de 3-2. Tras una seguidilla de games sin que el quiebre apareciera (3-3 Berlocq, 4-3 Johnson levantando un 0-15, 4-4 Berlocq en uno de los juegos más largos donde él daría vuelta un 0-15, 5-4 Johnson. 5-5 Berlocq y 6-5 Johnson) llegaría el juego donde Berlocq serviría para conseguir la muerte súbita o para dar por vencido el set.

Johnson defendiendo su ventaja. Imagen-Zimbio

“Charly” sorprendería al público aguantando dos set points para Johnson y así generaría el tan ansiado tie break (6-6). En este ambos iniciarían ganando sus saques (1-0 Johnson y 1-1 Berlocq) pero Steve no desperdiciaría la oportunidad de quebrar (2-1) y de lograr sus dos servicios correspondientes (3-1 y 4-1). Berlocq haría un intento de recuperación pero la fuerza del local marcaría el doble quiebre (5-1 y 6-1) para luego definir con su saque el primer set en 7-1 (7-6 en games).

El quiebre define todo

En el segundo set, el argentino tendría que salir con todo para arriesgar e intentar al menos igualar en sets. Carlos comenzaría de manera favorable manteniendo su saque (1-0) pero Johnson rápidamente lo igualaría en 1-1. Con un game perfecto (40-0) Berlocq retomaría la delantera por 2-1, Johnson empataría nuevamente en 2-2 y Carlos daría vuelta un 15-30 para volver a estar arriba por 3-2. Steve volvería a la paridad de 3-3 y luego de que Berlocq tomara la ventaja de 4-3, el estadounidense igualaría en 4-4 sin complicaciones.

Berlocq lucha por su oportunidad. Imagen-Zimbio

Para asombro del argentino, Johnson usaría su primer break point del partido para tomar la delantera por primera vez en el set y así tener la chance de cerrar el partido con su servicio. Sin mucho problema y definiendo con un gran punto, Steve aprovecharía el doble match point para sellar su victoria en 6-4. De esta forma el estadounidense número 46 del mundo Steve Johnson, cuando el reloj marcaba la hora con 35 minutos,  se clasificó a los cuartos de final del ATP 250 Winston-Salem donde enfrentará al británico Kyle Edmund que viene de derrotar al Húngaro Márton Fucsovics por 6-2 6-1. 

VAVEL Logo