Shapovalov, un adolescente suelto en
New York
La frescura al servicio del tenis. Imagen: Zimbio

Shapovalov proveniente de la clasificación y una de las estrellas de la nueva generación, que viene de ganarle al Rafa en octavos de final del Master 1000 de Canadá, se enfrentaba al francés Tsonga quien no venía con buenas actuaciones desde la mitad de la primera parte del año hasta llegar al USOpen. Con su juego atrevido y aguerrido el joven canadiense quebró rápidamente en cero en el comienzo del partido, bien parado dentro de la cancha, con mucha velocidad de piernas y atacando constantemente al francés que no le encontraba la vuelta al adolescente.

El francés quien en su primera presentación había sido contundente con su servicio, luego de la sorpresa que tuvo en el primer juego, ajustó su saque y no permitió que Shapovalov vuelva a estar con posibilidades de quiebre, pero tampoco pudo encontrarle la vuelta al saque del canadiense quien con buenos ángulos de servicio y con tiros impresionantes de ambos lados, el zurdo se quedó con el primer set, tras un tremendo revés que dejo contra la pared a Tsonga.

En el segundo set el comienzo del saque de Tsonga no fue muy alentador aunque logró conectar su primer ace, luego tuvo que sufrir para quedarse con su servicio, porque no tenía primeros servicios y eso permitía que el canadiense pudiera conectar golpes impactantes que hacían daño en la resistencia del francés. A diferencia de Tsonga, el zurdo canadiense manejaba sus juegos de servicio a placer y a placer del público que se impresionaba con la velocidad que le imponía a sus golpes.

Y fue por el séptimo juego del set cuando este niño canadiense atrevido como pocos, volvió a castigar el segundo servicio del francés y a puro palo le quebró el saque a Tsonga. Fue el principio del fin del segundo set. Porque el adolescente mantuvo su saque y termino con bombos y platillos su juego de saque en cero. El tercer set, fue más de lo mismo, el francés seguía sin primeros saques y eso permitía que la potencia de Shapovalov lo ponga en problemas en cada juego de servicio de Tsonga. Tanta fue la presión que ejerció el canadiense sobre el francés que en el séptimo juego le volvió a quebrar el saque.

La manera explosiva de jugar de Shapovalov, le hace a veces cometer errores de juventud, y al vendaval le dieron un correctivo. En el décimo juego sacando para partido, Tsonga puso toda su categoría para quebrarle el saque e igualar las acciones. Este correctivo del francés, llevó a que el juego se traslade al Tie Break, donde el canadiense impuso toda su potencia y con tres miniquiebres se quedó con el set y el partido.

Desde la aparición de Thiem y Alexander Zverev, no se veía un jugador con tanta dinámica y contundencia que supere todo lo que tiene enfrente no solo con tenis, sino que además le impone cabeza, presencia, actitud, un gran estado físico y por sobre todas las cosas naturalidad. Una naturalidad que hace que el público se maraville al verlo. Ya se llevó puesto en el US Open a Tsonga, ahora va por el inglés Kyle Edmund, en un duelo de bombarderos, donde para el inglés es fundamental no perder la paciencia porque si la pierde, armará sus valijas para otro objetivo.

VAVEL Logo