Berdych sufre, pero resiste
Berdych pone una bola en juego. Foto: Zimbio

Una vez más Tomas Berdych sufrió pero avanzó, el checo derrotó a Jared Donaldson por 6-3, 0-6 y 6-2 en un partido donde Tomas se vio muy superado en el segundo set y principios del tercero. El número 20 del mundo se verá las caras con Andrey Rublev en la segunda ronda.

Berdych empieza fuerte

El checo se llevó el primer juego del partido al saque y a las primeras de cambio rompió el servicio del americano a la segunda oportunidad de rotura. A pesar de verse obligado a salvar una bola de rotura, el checo consolidó en un juego largo para poner el 3-0. Tras un mal inicio, el americano logró el primer juego en blanco del partido para poner el 3-1, aun así, Berdych no tardaría en devolvérselo y poner el 4-1.

Donaldson estuvo 0-30 abajo en el sexto juego pero le acabó dando la vuelta para mantenerse vivo en el set con el 4-2. Antes de las bolas nuevas, Berdych mantuvo su saque tras un 40 iguales para poner el 5-2. El checo dispuso de dos bolas de rotura y de set para cerrar esta primera manga pero Donaldson aguantó y obligó a Berdych a sacar para ganar el set. Aun así, sacar para ganar no iba a ser ningún problema para el gigante checo que a la cuarta oportunidad cerró el set por 6-3.

Rosco completamente sorprendente

A pesar de haberse llevado algún que otro rosco en su carrera, sin duda uno de los más sorprendentes fue este, ya que se vio claramente superado desde el primer momento por un rival inferior. Donaldson sufrió y necesitó un 40 iguales para ganar el primer juego pero desde ahí el checo ganó solamente tres puntos en cinco juegos y uno fue mediante una doble falta del americano. Donaldson logró roturas a 15 en el segundo juego, en blanco la segunda y la última que decidió el set volvió a ser a 15. Un set sin ninguna historia, con Berdych pensando más en el set decisivo después de esa doble rotura.

El checo hace daño en el momento perfecto

Sin duda la veteranía y experiencia de Berdych fue muy importante en este desenlace ya que se dejó dominar al resto con dos juegos seguidos en blanco del americano y centrarse en mantener su servicio. Con empate a dos Berdych logró la primera rotura gracias a romper a la segunda oportunidad tras un 15-40. El checo logró consolidar y pegar un golpe en la mesa para abrir hueco con el 4-2.  Donaldson estaba bastante tocado, aun así pudo invertir un 0-30 en un 40-30 pero finalmente Berdych logró la rotura a la primera ventaja que tuvo. El partido estaba visto para sentencia ya que Tomas cerró el encuentro a la segunda bola de partido y tras ganar un 40 iguales. Berdych volvió a demostrar que sabe sufrir como muy pocos hoy en día.

VAVEL Logo