Rafael Nadal, sesenta veces ganador en el año
Nadal venció en más de dos horas de actividad a Dimitrov | Foto: Zimbio

Otra presentación con superlativos para Rafael Nadal ante un siempre complicado rival como lo es Grigor Dimitrov. Victoria del español en tres sets con parciales de 6-3 4-6 6-1 en dos horas y 16 minutos de partido, con la que firma su triunfo número 60 de la temporada, manteniéndose invicto en las nueve semifinales que ha disputado en el año y avanzando por cuarta ocasión a una final en Beijing, la cual representa la final número 110 de su carrera.

Nadal, quien busca su primer título en la capital china luego de 12 años, arrancó con firmeza en un encuentro donde ambos mostraron desde la primera pelota sus intenciones en la cancha en una batalla donde los protagonistas buscaron tomarle la iniciativa al rival, produciendo atractivos intercambios desde el fondo de la cancha.

Fue Nadal quien dio el primer golpe en el cuarto juego con ruptura, Dimitrov sacaba 30-15 pero un revés ganador por la paralela de Rafa igualó el marcador y luego tras un largo peloteo forzó el error para obtener el primer quiebre del partido. El búlgaro tuvo sus oportunidades de nivelar la pizarra más adelante en el séptimo juego, con un 15-40 que terminó recuperando el español con par de tiros ganadores, a los que sumó dos más para colocarse en ventaja de 5-2. Nadal concretó el set con un potente servicio al centro que forzó el error de Dimitrov, ganándolo por 6-3.

Los errores no forzados del búlgaro le hicieron vivir un pésimo arranque de segundo set, con quiebre inmediato de Nadal que confirmó con su servicio para colocarse 2-0 e inclusive teniendo otra posibilidad de ruptura para el 3-0. Sin embargo, Dimitrov encontró estabilidad y mayor consistencia para escapar de la situación, llevando al español contra las cuerdas en el siguiente juego con opción de quiebre. No fue en el cuarto sino en el sexto juego cuando el búlgaro logró la ruptura para nivelar las acciones, dejando atrás aquel mal comienzo para plantearle batalla al número uno con base en la mejora de su efectividad tanto en los tiros de fondo como en el servicio. Un segundo quiebre fue clave en el set, Dimitrov logró superar a Nadal en la red en pleno punto de quiebre con un excelente tiro ganador de revés cruzado para llevar el partido al tercer parcial, el decisivo.

El arranque fue nuevamente etapa difícil para Dimitrov en el tercer set, los primeros saques no aparecieron, situación que capitalizó Nadal para obtener el quiebre. En esta oportunidad, el número uno no perdonó, ampliando rápidamente la ventaja para colocarse 4-0 con doble ruptura. Dimitrov mantuvo su servicio en el siguiente juego y llevó al español al extremo cuando tras un tiro de revés paralelo en el que terminó sentado, el búlgaro generó triple oportunidad de quiebre. Nadal salvó esas ocasiones, ganó su saque y con la tercera ruptura del set firmó su clasificación a su cuarta final en el Abierto de China.

Nadal, campeón de 2005, fue finalista del torneo también en los años 2013 y 2015, perdiendo en ambas ocasiones con Novak Djokovic. Con la victoria, el actual número uno del mundo firma su novena temporada con 60 o más triunfos, tal como lo hizo en 2005, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015, en los que terminó en la cima del ranking en tres ocasiones hasta ahora (2008, 2010 y 2013).

VAVEL Logo