Federer continúa su puesta a punto
Roger Federer celebrando la victoria |Foto: Zimbio

De menos a más. Una de las grandes características de Roger Federer durante toda su carrera, especialmente en la recta final de la misma. Sin competir oficialmente desde el US Open (exceptuando los partidos que disputó en la exhibición de la Laver Cup), pero aprovechando las primeras rondas de los torneos en las que es sumamente superior a sus rivales para ir poco a poco entrando en ritmo. Esta forma de actuar puede darle algún susto de vez en cuando, como en el primer set de su enfrentamiento de ayer ante Diego Schwartzman que se decidió en el tie break. Pero, pensando en la edad que tiene y lo que necesita cuidar su físico, parece la mejor decisión que puede tomar.

Hoy, ante Alexander Dolgopolov mostró un nivel mejor que ayer, sobre todo en los peloteos largos en los que se empezó a mover mejor por la pista y medir con más efectividad la distancia a la pelota, algo que parecía que no tenía muy cogido ayer. La derecha también volvió a ser esa arma a veces imparable para sus rivales.

Para empezar, dio un golpe sobre la mesa rompiendo el servicio de su rival nada más empezar el partido, el cual mantendría sin ninguna dificultad hasta el décimo juego, momento en el que tuvo algunas dudas y tuvo que afrontar una bola de rotura que sacaría adelante para apuntarse la primera manga por 6-4.

Sus esfuerzos al resto durante el primer set se redujeron drásticamente y se centró especialmente en mantener su propio saque y evitar desgaste innecesario.

Federer arrollando en el segundo set

Al comienzo del segundo set el ucraniano parecía que iba a dar un poco más de guerra a Federer, debido a que había mejorado con su servicio e iba presionando a Federer buscando que no se encontrará demasiado cómodo. Esta táctica solo le aguantó hasta el quinto juego, cuando Federer como hiciera en el primer set, puso una marcha más para romper el saque de su rival y asestar un golpe decisivo al choque. El helvético estaba disfrutando en pista y se permitía delicatesen de las suyas, como un resto dejada y subida con el que se llevaría el punto. 

Sin embargo, el suizo no quería llegar de nuevo a un 5-4 y poder ponerse un poco tenso como en el primer set y que se le complicara el partido. Por ello, en el séptimo juego de nuevo conseguiría una rotura en un juego de idas y venidas en el que al final se impondría la calidad de Federer. Sin dificultades cerraría el partido con su saque por 6-2 y ya se prepara para medirse mañana en cuartos de final ante uno de los tenistas que mejor se le han dado históricamente, el francés Richard Gasquet que hoy superó a su compatriota Gilles Simon por 7-5 6-7 6-3.

VAVEL Logo