Categórico
triunfo de Dimitrov
Grigor con el puño apretado festajando un triunfo. Foto: Zimbio.

Cuesta encontrar los adjetivos justos para describir el extraordinario partido que disputó Grigor Dimitrov en el Arena O2 de Londres. Una clase magistral de tenis que dejó sin respuestas al belga, que poco pudo hacer ante un búlgaro que acertó todo lo que se propuso. En el partido más contundente de lo que va del torneo, Dimitrov expuso un gigantesco repertorio de golpes para vencer a su adversario con parciales de 6-0 y 6-2, y para ganarse un lugar dentro de los cuatro mejores del certamen.

“Hoy fue uno de esos días en que todo lo que tocas, lo conviertes en oro”, afirmó Grigor Dimitrov minutos después de la gran victoria. Y así fue, el número seis del planeta tuvo un partido soñado, esos días que la confianza crece de repente y nada de lo que intente  tu rival te provoca daños. El pupilo de Daniel Vallverdu se sintió realmente cómodo jugando desde el centro de la pista con su derecha y convirtió sobresalientes tiros ganadores desde todos los ángulos del estadio, un nivel excelente que provocó el asombro de la multitud de espectadores que se hicieron presentes en la segunda velada del grupo Pete Sampras.

La efectividad de primeros servicios es lo único que deja un tanto intranquilo al búlgaro.  Convirtió pocos primeros saques, alcanzando tan solo  el 57%. No obstante, la efectividad de sus disparos con el drive y el revés, disimula lo realizado con el saque que simplemente quedará en la anécdota y contará en las estadísticas. Dimitrov voló sobre la pista, dejó obnubilado a Goffin durante todo el partido con tiros ganadores de un tenista fuera de serie y consiguió empalmar nada menos que nueve games de forma consecutiva para colocarse con un marcador desproporcional de 6-0 y 3-0.

Los planetas no se alinearon para David Goffin. Sin embargo, si bien es cierto que el belga cometió muchos errores no forzados (28), entre ellos cinco dobles faltas en momentos inoportunos, también se vio opacado e intimidado por un Dimitrov que siempre se las ingenió para responder a cada uno de sus golpes de una forma sensacional. El primer parcial transcurrió en tan solo 27 minutos, casi media hora que alcanzó para ver un show impecable  de Grigor que con una enorme elegancia afrontó uno de sus mejores partidos del año.

En la segunda manga, el número ocho del mundo pudo meterse un poco más en el partido, generó su única chance de quiebre en el 0-2 y le exigió al búlgaro reponerse de  un 0-30 en el game posterior. Pero el esfuerzo de Goffin quedó en vano al no poder acertar ciertas pelotas cómodas en momentos en que el margen de error era mínimo. Dimitrov nunca bajó el nivel, corrió cada pelota como si fuese principio de temporada y con un 6-2, finalizó un encuentro que lo tuvo como único partícipe y que sin dudas deseará repetir en el futuro.

El búlgaro -que venía de derrotar al austríaco Dominic Thiem en su primer partido dentro del Round Robin-, se aseguró un puesto dentro de los cuatro mejores del torneo y, con la tranquilidad de ya estar clasificado afrontará su último compromiso del grupo ante el español Pablo Carreño Busta, que ingresó al certamen por la lesión que obligó a Rafael Nadal a retirarse de Londres.

VAVEL Logo