Federer pasa a semifinales con un pleno de victorias
Roger Federer tuvo que remontar tras perder el primer set. Imagen: Zimbio

Última jornada del grupo "Boris Becker". Se enfrentaban por novena vez, el suizo Roger Federer, número dos del mundo y el croata Marin Cilic, quinto en la clasificación mundial. El cara a cara es muy favorable para el maestro suizo que sólo ha perdido una vez ante el balcánico.

Roger no pudo aprovechar sus opciones

El partido comenzó con un juego por parte de ambos algo errático. En el primer juego, Cilic concedió tres bolas de rotura a Federer, bolas que no pudo aprovechar, el croata en los momentos críticos sacaba su mejor tenis apoyado en su gran servicio. Por su parte, el suizo no mostraba debilidad en sus turnos de servicio, no dio opciones de break en todo el set. El marcador iba avanzando hasta que llegó el noveno juego, Roger dispuso de nuevo de otra opción de rotura que no se materializó. El marcador ya reflejaba el seis iguales, el set se decidiría en el tie break. Ya en el desempate, Roger cometió una doble falta y el croata se puso con ventaja de cuatro puntos a uno. Federer reaccionó y consiguió igualar con uno de los mejores puntos del partido. Con el cinco iguales, Cilic tiró de valentía y se jugó una subida  a la red que terminó con una gran volea, ya con el punto de set a su favor, con una gran derecha a media pista ganadora, se hizo con el set en 53 minutos de juego.

Roger daba síntomas de desgaste pero se sobrepuso

En el inicio del segundo set, Roger tuvo de nuevo una bola de rotura para tomar ventaja pero otra vez se le resistía y se le volvía a escapar. En el siguiente juego se veía al suizo algo fallón con alguna bola fácil y concedió su única bola de break. Pudo salvar la situación y volvió a enchufarse al partido. En los siguientes juegos, los dos activaron el modo "cañonero" y no dieron opciones al servicio, hasta que llegó el noveno juego, Cilic mostró unos instantes de duda y Federer pudo por fin romper y con ello apuntarse el set por seis juegos a cuatro.

Federer puso la directa

Encajado el golpe, Cilic ya no podía aguantar el vendaval que le venía del otro lado de la red. El tercer set, sería un calvario para el. En el segundo juego y gracias a un resto invertido de derecha, el suizo volvió a romper el saque del croata y el marcador se disparaba hasta el tres a cero. Cilic conseguía hacerse con el juego del honor y volvía a ceder de nuevo su saque. Ya con el cinco a uno a favor de Federer y su saque, el suizo se hizo con el juego en blanco, terminando de manera magistral con el partido.

VAVEL Logo