Anuario VAVEL 2017. Kei Nishikori: año para olvidar
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

Anuario VAVEL 2017. Kei Nishikori: año para olvidar

Por primera vez desde 2013 Kei Nishikori fue incapaz de acabar la temporada en el top10. El japonés no ganó ningún título este año a pesar de jugar dos finales. Su lesión de muñeca le impidió acabar el año.

saezgorka11
Gorka Saez de Asteasu

Desde su explosión definitiva en 2014 Kei Nishikori siempre ha sido considerado como uno de los mejores tenistas del mundo. El japonés ha llegado a alcanzar el número cuatro del mundo en el 2015, ha sido finalista de Grand Slam y ha logrado victorias frente a todos sus grandes rivales a lo largo de estos años. Aun así, su 2017 ha sido un año para olvidar ya que ha sido incapaz de lograr grandes victorias y grandes actuaciones, cabe decir que su lesión de muñeca le ha limitado mucho. Tras caer eliminado en el Masters 1000 de Montreal en el mes de agosto Kei se dio de baja para el resto de la temporada con el objetivo de volver más fuerte en 2018.

Buen inicio

Nishikori comenzó el 2017 con un partido de dobles en el ATP 250 de Brisbane donde junto a Dominic Thiem fue capaz de derrotar a los campeones de las finales de 2016 Henri Kontinen y John Peers en la primera ronda. En el ámbito individual el japonés logró su primera victoria de la temporada en la segunda ronda ante Jared Donaldson en tres sets. Su primer triunfo en sets corridos llegó en los cuartos de final ante Jordan Thompson. Una de las victorias más importantes de Nishikori en 2017, sino la más importante, llegó en las semifinales donde fue capaz de derrotar a Stan Wawrinka y alcanzar la primera final del año en la primera semana de competición. La final que disputó frente a Grigor Dimitrov en Brisbane fue una de las mejores del año, los dos tenistas jugaron su mejor tenis y finalmente el búlgaro se acabó llevando la victoria y el título tras una rotura clave en el octavo juego del set definitivo. Esta fue la primera derrota de Nishikori en el 2017.

Mala suerte en Australia

Tras un gran inicio en Brisbane, Kei llegó a Melbourne con esperanzas de lograr un buen resultado al igual que en la pasada edición. Nishikori debutó con una victoria muy sufrida ante Andrey Kuznetsov en cinco sets. Los dos partidos siguientes no tuvieron ningún misterio para el japonés ya que se deshizio tanto de Jeremy Chardy (rival de la segunda ronda) y de Lukas Lacko (rival de la tercera ronda) en sets corridos. Kei iba a enfrentarse a Roger Federer en la cuarta ronda. El partido entre estos dos grandes fue muy bueno, Kei estuvo totalmente intratable al resto leyéndole cada intención a Roger y logrando dos roturas de ventaja. A pesar de ceder la primera manga, Federer le dio la vuelta al marcador. El partido se decidió en el quinto set pero una rotura tempranera le dio el set definitivo y el partido al maestro suizo que proclamaría campeón del Abierto de Australia una semana después. Por segundo torneo consecutivo el campeón del torneo fue el que eliminó a Nishikori.

Kei durante el Abierto de Australia. Foto: Zimbio

Veraneando en febrero por sudamérica

Por primera vez en cinco años Kei Nishikori no iba a disputar el torneo de Memphis, el cual ganó en cuatro ocasiones consecutivas, de 2013 a 2016. Nishikori iba a visitar el continente sudamericano para disputar los torneos de Buenos Aires y Rio de Janeiro. Kei comenzó su andadura por Buenos Aires con una victoria sufrida ante Schwartzman en tres sets. En los cuartos de final el japonés se deshizo sin ningún problema de Joao Sousa en sets corridos. Nishikori iba a lograr su segunda final del año tras derrotar a Carlos Berlocq en las semifinales en otro partido muy exigente para el japonés que se acabó decidiendo en tres sets. El desgaste de la semifinal le pasó factura en la final y perdió su segunda final del año, esta vez ante Alexandr Dolgopolov, el ucraniano fue superior de principio a fin y logró derrotar por primera vez al japonés en sets corridos. Tras una nueva final en Buenos Aires, Kei llegó a Rio de Janerio pero su debut en el torneo más importante de Brasil fue un auténtico fracaso ya que fue derrotado en la primera ronda y de forma contundente por el jugador local Thomaz Bellucci.

Dos cuartos de final con sabor a poco

La andadura de Nishikori por los Masters 1000 de Indian Wells y Miami no puede considerarse mala pero sus dos derrotas en los cuartos de final ante rivales inferiores le dejaron con mal sabor de boca. Nishikori logró superar la segunda ronda derrotando a Evans en sets corridos, el japonés lograría otras dos victorias en sets corridos ante Muller en la tercera ronda y ante Young en la cuarta ronda. Kei se plantó en los cuartos de final sin perder ni un solo set pero Jack Sock lo mandó a casa tras un partido que contó con tres sets bastante desigualados. Por segundo año consecutivo Nishikori fue eliminado en los cuartos de final.

En Miami el tenis de Nishikori no iba a ser tan bueno como el que vimos en Indian Wells, el japonés iba a sufrir más para conseguir sus victorias. Además, Kei defendía la final lograda en 2016 lo que aumentaba la presión para él. Aunque derrotase a Kevin Anderson en la segunda ronda de forma muy cómoda, iba a sufrir para derrotar a Verdasco y a Delbonis en su camino a hacia los cuartos de final. Kei ganó esos dos partidos en tres sets y sin apenas convencer. Nishikori se vio las caras con Fabio Fognini en los cuartos y el italiano fue muy superior y le eliminó cediendo tan solo seis juegos. La gira de pista dura acababa para el japonés y este perdió más de 500 puntos durante toda ella.

Kei Nishikori saluda a la afición del Miami Open tras lograr la victoria ante Federico Delbonis. Foto: Zimbio

Las lesiones comienzan a llegar

Entre los Masters 1000 de Miami y Madrid, Nishikori estuvo mes y medio parado debido a lesiones. El japonés no disputó el Masters 1000 de Montecarlo (que no es obligatorio) para intentar preparar su defensa de final en el Godó. Aun así, Kei no pudo jugar un torneo al que le tiene mucho cariño como es el que se disputa en Barcelona, el japonés ya ganó el torneo en 2014 y 2015 y fue finalista en 2016.

La gira de arcilla comenzó en mayo para Kei y lo hizo con una nueva victoria sufrida en tres sets ante Diego Schwartzman. El japonés volvió a los cuartos de final en Madrid tras derrotar en sets corridos a David Ferrer en uno de sus mejores partidos sobre tierra batida esta temporada. Los problemas de lesiones no iban a parar para Nishikori ya que no pudo jugar su partido de cuartos de final ante Novak Djokovic. En el Masters 1000 de Roma, Kei no iba a poder seguir con su pleno de cuartos de final en los Masters 1000 este año ya que fue derrotado por Juan Martín del Potro en la tercera ronda. Previamente, empezó su andadura en Roma con éxito con su segunda victoria consecutiva en dos semanas ante David Ferrer.

Debido a que su preparación para Roland Garros en los Masters 1000 previos había sido escasa, Kei disputó el torneo de Ginebra en la semana previa al segundo Grand Slam de la temporada. Nishikori se deshizo sin problema de Kukushkin en su debut. Los primeros apuros en la ciudad suiza llegaron en los cuartos de final ante Kevin Anderson ya que se vio obligado a salvar tres bolas de partido para poder avanzar a semifinales, finalmente el japonés se impuso al sudafricano en una gran muerte súbita final. Aun así, Kei no pudo alcanzar su tercera final de la temporada ya que Mischa Zverev le eliminó en un partido duro de más de dos horas y de tres sets.

Roland Garros fue uno de los mejores torneos que disputó el japonés, a pesar de ceder un set en su debut ante Kokkinakis jugó un gran partido en la segunda ronda y eliminó a Chardy en sets corridos, al igual que en el Open de Australia. Su partido de tercera ronda ante Chung fue un auténtico infierno del que consiguió salir vivo tras llevarse la victoria en cinco sets con una rotura definitiva en el décimo juego del set definitivo. La próxima víctima de Kei fue Verdasco ya que le derrotó en cuatro sets a pesar de llevarse un rosco en la primera manga.  Finalmente, fue Andy Murray el que le derrotó en un gran partido lleno de roturas de servicio. La gira de arcilla de Nishikori se acabó con un balance bastante negativo, al igual que en la gira por el continente americano.

Nishikori durante Roland Garros. Foto: Zimbio

Más problemas sobre hierba

Uno de los tenistas más fieles a Halle sin duda es el japonés y un año más comenzó su preparación sobre hierba allí. Nishikori superó un nuevo debut complicado ante Verdasco al que derrotó en tres sets. Aun así, en la siguiente ronda las lesiones le volvieron a jugar una mala pasada al japonés ya que se vio obligado a retirarse en su partido de segunda ronda ante Khachanov. Wimbledon volvió a ser un nuevo fracaso para Kei, el japonés nunca ha logrado avanzar a la segunda semana en este Grand Slam. Este año tras lograr dos victorias convincentes ante Marco Cecchinato en la primera ronda y ante Stakhovsky en la segunda fue derrotado en sets corridos ante Roberto Bautista en tercera ronda. Las lesiones seguían incordiando al japonés que estaba claramente por debajo del cien por cien en su derrota ante el español.

Nishikori celebra su victoria ante Stakhovsky. Foto: Zimbio

Se acaba la temporada...en agosto

Nishikori volvió a la acción en el ATP500 de Washington donde fue campeón un par de años atrás. El japonés se impuso a Donald Young en tres sets en un nuevo debut complicado. Probablemente la segunda mejor victoria de la temporada fue la de tercera ronda ante Del Potro donde el japonés le derrotó cómodamente en sets corridos tomándose la revancha de lo que sucedió en Roma unos meses atrás. La última victoria de Nishikori en 2017 fue en los cuartos de final donde tuvo que salvar un par de bolas de partido ante Tommy Paul para finalmente avanzar a semifinales en un partido realmente dramático.

Alexander Zverev mandó a Kei a la calle tras un gran partido por parte del alemán que se ventiló al japonés en poco más de una hora. Probablemente Kei le dijo adiós a 2017 en uno de los mejores partidos que hayamos visto en toda la temporada, su partido ante Monfils fue un auténtico espectáculo, sobre todo la muerte súbita final donde el francés salvó cuatro bolas de partido y pasó del 6-2 al 6-8 para derrotarle. Unas semanas más tarde el japonés se unió a Novak Djokovic y Stan Wawrinka como bajas definitivas durante el resto de la temporada debido a su lesión de muñeca.

Nishikori golpea de derecha durante su partido ante Paul en los cuartos de final de Washington. Foto: Zimbio

Kei buscará en 2018 recuperar su mejor nivel tras un año para olvidar donde no ha logrado nada importante. El japonés comenzará el 2018 fuera del top20 y se verá obligado a defender una final de ATP250 y una cuarta ronda de Grand Slam (unos 300 puntos) en el primer mes del año. Sin duda el objetivo de Nishikori en 2018 es volver a entrar al menos en el top10 y lograr de nuevo grandes victorias como la que logró ante Rafa Nadal en los Juegos Olímpicos en 2016 o la que logró ante Novak Djokovic en las semifinales del US Open de 2014.

VAVEL Logo