Garbiñe abandona por calambres en las piernas
Garbiñe durante una sesión de entrenamiento en Brisbane. Imagen: Zimbio.

Garbiñe Muguruza tuvo un duro debut en el WTA Premier de Brisbane. Garbiñe, con ampollas en los pies a causa del sofocante calor del verano austral de Australia y calambres en la pierna diestra, recibió asistencia en la pista pero ya no pudo volver a jugar.

La tenista hispanovenezolana iba ganando a Aleksandra Krunic con un marcador de 7-5, 6-7 y 2-1 a , aunque el partido no fue fácil. Ya en el primer set concedió un break de ventaja a su rival en el tercer juego. Afortunadamente, Garbiñe pudo enmendar el error en el octavo juego, consiguiendo que su rival fallase su juego de servicio. La ganadora de Wimbledon 2017 dispuso de otra oportunidad de rotura tras un largo juego en el que llegaron a forzar hasta en diez ocasiones el deuce. Este juego le concedió el primer set a su favor.

Apenas comenzado el segundo set, Garbiñe empezó a sufrir molestias en sus piernas cuando iba 2-0 arriba. Dispuso de una holgada ventaja sobre su rival, 5-2, pero sufrió en el noveno juego al servicio y Krunic supo aprovecharse de eso. Se jugaron el set en el tie break y la serbia se deshizo de Garbiñe en menos que canta un gallo. La española solo podía contemplar como su rival iba sumando puntos en el marcador (3-7) cuando ella se quedaba estancada.

Pensando que los dolores desaparecerían, Garbiñe se empleó de lleno en el tercer set. Desbarató el servicio de Krunic en el primer juego para aventajarse y luego ganó su servicio. Aun jugó un juego más antes de retirarse. Tras el tercer juego se tiró al suelo y pidió la asistencia en pista. Ya nada se pudo hacer para que la tenista pudiese volver al terreno de juego, le dio la mano a su rival y se despidió bastante abatida.

Garbiñe comienza este 2018 como el 2017, con retirada en Brisbane. Aunque la pasada temporada consiguió llegar a semifinales. Con esta retirada, no podrá recuperar la primera posición del ranking, en detrimento de Simona Halep, antes de participar en Melbourne. Ahora tiene dos semanas para recuperarse y poder participar en el primer Grand Slam del año, el Abierto de Australia, donde defiende cuartos de final.

VAVEL Logo