Dimitrov sobrevive tras una dura batalla ante Millman
Grigor Dimitrov logró la victoria ante John Millman. Foto: Zimbio

Grigor Dimitrov arrancó el 2018 con una victoria ante John Millman, el búlgaro pasó muchísimos apuros e incluso tuvo que salvar dos bolas de partido para alzarse con el triunfo. Grigor se impuso por 4-6, 7-6 y 6-3 y se mantiene con opciones de ganar el título de Brisbane por segundo año consecutivo. Millman, respaldado por la afición, jugó un gran partido y tuvo sus opciones para cerrar el partido pero los fallos cometidos en momentos claves le pasaron factura. Dimitrov se verá las caras con Kyle Edmund en las semifinales

Las dobles faltas castigan a Dimitrov

El australiano comenzó el partido con un golpe ganador ya que conectó una gran derecha cruzada imposible para el búlgaro. Millman apretó muy bien con su derecha durante todo el primer juego y lo acabó cerrando a 30 para poder adelantarse 1-0. En el juego siguiente, Grigor estuvo con 40-0 en el marcador del juego pero por culpa de dos errores en la red y un gran punto de Millman llegamos al deuce. Un error de revés cortado le daba al australiano su primera bola de rotura, aun así, con un gran saque el búlgaro logró salvarla. Gracias a otro par de saques buenos, Dimitrov lograba el empate a uno.

La primera rotura llegó en el tercer juego del partido. Dos errores, uno de derecha y otro de revés (ambos se fueron al pasillo de dobles) le daban las dos primeras bolas de rotura al búlgaro, sin embargo, no pudo aprovecharlas ya que cometió dos errores de revés. Grigor iba a tener otra oportunidad y en esta sí logró la rotura ya que el australiano mandó otra derecha al pasillo de dobles. Dimitrov tomaba ventaja en este primer set, 2-1. En el juego siguiente Millman iba a tener dos oportunidades para devolverle la rotura, la primera no pudo aprovecharla pero la segunda sí, con una gran derecha paralela logró contrarrestar esa rotura previa. El australiano siguió con su racha y cerró el quinto juego a 15, volviendo a tomar ventaja. 

En el sexto juego íbamos a contemplar una gran batalla, el búlgaro tuvo dos oportunidades para poder empatar a tres pero debido a dos dobles faltas no pudo lograrlo, otra doble falta le daría una bola de rotura al australiano, pero un gran saque le impidió aprovecharla. Grigor tuvo otras dos oportunidades para cerrarlo pero de nuevo la garra de John no le permitió hacerlo. El australiano tuvo otra oportunidad de rotura pero de nuevo mandó una derecha larga y el búlgaro la salvó. Finalmente, Millman cometió un error de revés y Dimitrov cerró el juego. El australiano no sufría tanto para cerrar sus juegos y ganó su servicio de nuevo a 15, poniendo el 4-3. En el octavo juego Grigor no pasó apuros y lo cerró a 30 gracias a un par de grandes servicios. El saque parecía estabilizado, John ganó su quinto juego del partido a 30 tras una derecha que Grigor mandó a la red.

En el décimo juego, el primer set concluyó, el búlgaro se adelantó 30-0 pero los errores tontos le perjudicaron mucho y llevaron el juego al 40 iguales. Dimitrov cometió una doble falta y le dio la primera bola de set a Millman, el australiano solo iba a necesitar una ya que gracias a un error de derecha de Grigor cerró la primera manga por 6-4. Además de las dobles faltas, los intercambios medios (5-9 golpes) le pasaron mucha factura a Dimitrov ya que perdió mas del 90% de ellos en esta primera manga.

Los doce primeros juegos de este set no deciden nada

Millman logró el primer juego en blanco del partido en el primer juego del segundo set. Dimitrov una vez más gracias a grandes servicios mantuvo su servicio y puso el empate a uno. El australiano se apuntó su segundo juego consecutivo en blanco para volver a adelantarse en el marcador. Grigor con una gran derecha cruzada logró el empate a dos, el búlgaro seguía siendo menos al servicio que su rival. En el quinto juego llego la reacción esperada de Dimitrov con la que logró la primera rotura del segundo set, el australiano al igual que el búlgaro en la manga previa, le dio una bola de rotura tras una doble falta. Grigor movió muy bien la pelota y forzó el error de revés de Millman adelantándose 3-2. 

Dimitrov iba a tener problemas para consolidar, ya que cedió una oportunidad de rotura tras una doble falta y un error de derecha. Una vez más, Millman se iba a aprovechar del desacierto de Grigor para volver a contrarrestar la rotura, una nuevo error de derecha volvió a poner el empate a tres en el marcador. El australiano volvió a mantener su saque cómodamente y puso el 4-3 tras otro error más de derecha de Dimitrov. El búlgaro con un saque directo logró cerrar a 15 el octavo juego y empatar a cuatro.

En el noveno juego, a partir del 30 iguales íbamos a ver muchos detalles de calidad. El australiano conectó un globo perfecto con su rival en la red mientras él se encontraba muy forzado en el fondo de pista. Grigor iba a cerrar en la red con una gran volea el 40 iguales e iba a conseguir una bola de rotura con un gran resto. Sin embargo, Millman movió la pelota a las mil maravillas y salvó esa amenaza gracias a un golpe ganador de derecha. Finalmente, dos errores forzados del búlgaro le darían el juego al australiano. Esta vez Millman no iba a poder cerrar el partido en el décimo juego, Grigor sacó muy bien y logró su primer juego en blanco del partido. Un nuevo error de derecha le iba a costar otro juego al búlgaro, Millman se aseguró la muerte súbita tras mantener su servicio a 30. Dimitrov no tuvo problemas y cerró el juego cómodamente para poner el empate a seis y decidir el set en la muerte súbita.

Una muerte súbita muy igualada

Millman comenzó la muerte súbita con un saque directo y se iba a adelantar 2-0 tras otro error de derecha de Dimitrov. Un nuevo error del búlgaro abrió más hueco aún, el australiano lograba el 3-0 tras un error de volea de Dimitrov. Grigor logró su primer punto tras conectar un gran revés paralelo. Un error de revés de Millman hizo que el búlgaro recortase diferencias y con un buen servicio consiguió el empate a tres. Dimitrov lograba ponerse por primera vez por delante gracias a otro gran servicio. John con una buena derecha forzó el error del búlgaro y puso el 4-4. Millman se mantuvo frío en el peloteo y logró el 5-4 tras un error de su rival. Esta vez el australiano no tuvo la misma suerte ya que fue él el que cometió el error y el marcador era de empate a cinco.

Un gran trabajo defensivo le daba al australiano su primera bola de partido, pero Dimitrov iba a mover la pelota muy bien, exigiendo al máximo a su rival y acabando con una bonita volea de revés. 6-6 al segundo cambio de lado. Millman iba a tener la segunda oportunidad de cerrar el partido con el 7-6 pero un gran saque y una gran derecha de Dimitrov lo iban a impedir. El búlgaro logró su primera bola de set con el 8-7 pero un gran servicio de Millman iba a poner el empate a ocho en el marcador. Un error de revés del australiano le iba a dar otra oportunidad de set a Grigor y esta vez el búlgaro no iba a perdonar, el australiano cometió un nuevo error, esta vez de derecha y mandó el partido al tercer set.

Dimitrov superior en la manga final

Grigor iba a arrancar este tercer set manteniendo su servicio a 30 tras un error de derecha de su rival. Millman tampoco tuvo problemas para mantener su primer turno de saque del set, ganó el juego a 15 y empató a uno. Dimitrov volvió a tomar ventaja manteniendo su saque a 15 gracias a grandes servicios y peloteos cortos. En el cuarto juego vimos la primera rotura del set, Dimitrov fue capaz de conectar grandes derechas con las que consiguió golpes ganadores y forzar el error del rival, un par de errores de Millman le ayudaron (el último con la derecha) a abrir hueco con el 3-1. A la tercera fue la vencida y esta vez el búlgaro sí que pudo consolidar la rotura una vez más gracias a grandes servicios y abrir más distancia aún con el 4-1. La rotura previa no le afectó a Millman ya que consiguió apretar a Dimitrov con la derecha y lograr el 2-4. Con dos grandes voleas de revés consecutivas, Grigor lograba cerrar el juego a 15, sin problemas y colocarse a un solo juego de la victoria. Millman iba a cerrar a 30 el octavo juego del set, Dimitrov iba a sacar para ganar el partido. El búlgaro contó con un 40-0 y tres bolas de partido, el australiano fue capaz de salvar una pero en la segunda mandó un revés demasiado largo y le dio la victoria a Dimitrov tras dos horas y 35 minutos de encuentro.

VAVEL Logo