Dimitrov vuelve a ganar sufriendo
Dimitrov saluda al público tras su victoria de hoy. Foto: Zimbio

Grigor Dimitrov avanzó a las semifinales en Brisbane tras derrotar a Kyle Edmund en tres sets, 6-3,6-7 y 6-4. La lesión que sufrió en el tobillo el británico a mediados del tercer set le facilitó la victoria a Dimitrov. El nivel al saque de Grigor fue muy bueno ya que ganó todos los juegos que disputó al servicio. El búlgaro sigue con opciones de defender con éxito el título logrado hace doce meses, este se enfrentará a Nick Kyrgios en las semifinales. El desgaste de ambos tenistas está siendo considerable esta semana, el búlgaro lleva más de cinco horas sobre la pista y el australiano más de cuatro.

Dimitrov aprovecha su oportunidad

Para evitar lo que pasó en su partido ante John Millman, el búlgaro eligió comenzar sacando. Dimitrov ganó su primer juego al servicio a 30 con grandes saques que Edmund fue incapaz de restar. Kyle tampoco pasó apuros en su inicio al saque, mantuvo también su saque a 30 y cerró el juego con un gran revés paralelo. El búlgaro puso el 2-1 en el marcador al mantener el saque a 15, el británico seguía con problemas para restar el saque de su rival. Edmund cerró el primer juego en blanco del partido con un gran passing de derecha y puso el empate a dos en el marcador. Gracias a otro resto de su rival a la red, Grigor volvió a cerrar el juego sin problemas y tomó ventaja de nuevo. El británico estaba mostrado un gran nivel con su derecha y gracias a un nuevo golpe ganador con ella cerró su servicio a 30 y empató a tres. 

Las primeras bolas de rotura iban a ser para Kyle ya que gracias a una gran volea se fabricó dos bolas de rotura en forma de 15-40. Con dos grandes servicios que Edmund fue incapaz de meter en pista Dimitrov logró salvar ambas amenazas de rotura y gracias a otro error del británico logró a duras penas mantener su saque. En el siguiente juego el que iba a disponer de bolas de rotura iba a ser Dimitrov, tras una derecha que mandó Edmund al pasillo, este contaría con dos bolas de rotura. Un nuevo error le iba a costar caro al británico, este mandó un revés a la red con el que Grigor iba a poder romper el servicio. El búlgaro sacó para ganar el set y no tuvo ningún problema para cerrarlo, un nuevo resto que Edmund mandó a la red le dio a Dimitrov la primera manga por 6-3

La muerte súbita decide

Edmund mantuvo su servicio en el primer juego del segundo set tras un error de revés del búlgaro. Dimitrov logró empatar a uno al mantener su saque a 15 sin ningún apuro. El británico también iba a mantener el saque a 15 gracias a errores de su rival. El búlgaro pasó algún que otro pequeño apuro con el 30 iguales en el cuarto juego pero gracias a grandes derechas que forzaron el error del británico logró ganar el juego. Tras un revés que Dimitrov mandó a la red, Edmund logró su tercer juego del set. Ambos tenistas iban a lucirse en los siguientes los juegos, Dimitrov iba a poner el 3-3 con un precioso passing de revés y Edmund el 4-3 con un golpe ganador de derecha. El búlgaro empató a cuatro y tuvo las dos primeras bolas de rotura en el noveno juego, sin embargo, Kyle iba a salvar ambas, la primera tras un error de revés cortado de Grigor y la segunda con un golpe ganador con su mejor arma, la derecha. Gracias a otro error con el revés cortado, el británico puso el 5-4. Dimitrov empató a cinco tras una gran volea de revés y darle la vuelta a un 0-30 que tenía muy mala espina para él. Ambos tenistas no tuvieron problemas para mantener su último juego al servicio del set y esta manga se decidió en la muerte súbita.

Edmund se iba a adelantar 1-0 gracias a un error en el resto de su rival. Dimitrov con dos grandes servicios le iba a dar la vuelta para poner el 2-1. El británico logró el 2-2 en el mejor punto del partido, un intercambio muy intenso que acabó con un golpe ganador de derecha de Kyle, que con un saque directo volvía a tomar ventaja con el 3-2. Grigor cometió una doble falta y le dio el primer mini-break al británico, 4-2 al cambio de lado. Dimitrov se defendió a las mil maravillas y con un passing de derecha logró el 3-4. Sin embargo, Edmund estaba desatado, cerró el 5-3 en la red, logró el 6-3 con un golpe ganador de derecha y cerró la segunda manga y la muerte súbita con un resto ganador. 7-6 para el británico en esta segundo set.

Un mermado Edmund no puede

Dimitrov mantuvo su servicio sin problemas y contó con las dos primeras bolas de rotura del set en el segundo juego, aunque no aprovecharía ninguna de las dos y Edmund puso el empate a uno en el marcador. El sacador mantuvo sin problemas su servicio hasta el sexto juego. En el séptimo el británico logró presionar el saque de su rival aunque en ningún momento llegó a disponer de bola de rotura, el búlgaro tras tres 40 iguales cerró el séptimo juego para poner el 4-3. Edmund cerró el octavo juego en blanco y logró el empate a cuatro.

El primer punto del noveno juego iba a ser un punto de inflexión en el partido, el británico intentando alcanzar una derecha a contrapié del búlgaro se lesionó el tobillo y tuvo que pedir tiempo muerto médico. Edmund volvió a la pista pero estaba claro que no podía moverse como antes, aun así, el búlgaro necesitó un 40 iguales para poder ganar su juego al servicio. Kyle empezó a jugarse todas las bolas evitando intercambios largos y eso le iba a pasar factura ya que tras tres errores consecutivos Dimitrov iba a disponer de dos bolas de rotura. A la primera y gracias a un revés que se marchó demasiado largo, Grigor pudo cerrar el partido y su pase a semifinales. La lesión de tobillo de Edmund fastidió un gran desenlace.

VAVEL Logo