Garbiñe ya está en segunda ronda, pero necesita mejorar
Garbiñe Mugurza. Imagen: Zimbio

Garbiñe Muguruza se ha estrenado hoy en el Abierto de Australia después de un comienzo de temporada algo peculiar: dos retiradas en los dos torneos en los que ha participado, primero Brisbane y luego Sídney. El estado físico con el que llegaría hoy a la pista era una incógnita pero, aun y con el muslo vendado, Garbiñe ha resuelto bien el encuentro y, aparentemente, no sufre una molestia que le impida competir al nivel al que estamos acostumbrados a verla. Hoy se ha enfrentado a la francesa Jessika Ponchet, Nº256 del ránking. La francesa no ha sido una rival difícil de vencer, pero ha sabido como incordiar a Garbiñe para que el encuentro no fuese tan fácil como se suponía. El partido se ha decidido a favor de Garbiñe por 6-4 y 6-3 en una hora y 24 minutos. 

Ambas jugadoras entraban a la pista un poco destempladas, cosa que se notó en el servicio. Con una rotura para cada una, la consistencia en su servicio fue cada vez mayor al igual que su juego, que iba mejorando conforme avanzaba el partido. Garbiñe volvió a avisar con otra bola de break, pero no consiguió convertirla. Pero no dejó escapar la oportunidad en el séptimo juego y, con el empate a tres en el marcador, era el momento idóneo para avanzarse en el marcador. Ponchet quiso meter presión y ganó su siguiente servicio (5-4) e incluso forzó el deuce al resto, pero Garbiñe ya tenía enfilado el set y no lo dejó escapar.

En el segundo set la resistencia de Ponchet cayó en picado, la francesa dejaba detalles de calidad sobre la pista, pero sabía que lo tenía complicado. En el tercer juego Garbiñe ya la avisó con una bola de rotura que la francesa consiguió salvar, pero en su siguiente servicio, y con un juego que se alargó más de lo previsto, Ponchet no pudo resistir el peloteo de la Nº3 y perdió el juego.  Ya con el 5-3 Ponchet intentó servir para igualar un poco el encuentro, pero Garbiñe se aplicó al resto y con una doble falta, Ponchet le cedió la bola de rotura a la hispano-venezolana, que la convirtió en el siguiente punto para ganar el encuentro y acceder a la segunda ronda del torneo.

El partido se ha decidido por pequeños detalles. Garbiñe estuvo más acertada y así lo demuestran los 17 errores no forzados de la hispano-venezolana frente a los 28 de la francesa, también con el primer servicio, un 72% de puntos ganados para Garbiñe frente al 63% de Ponchet. Garbiñe tuvo bastantes altibajos durante el encuentro, pero supo consumar la ventaja cuando tenía la oportunidad. Ponchet no se lo ha puesto fácil tampoco, la francesa supo incordiar a Garbiñe, y ésta tuvo que trabajarse la victoria. Despejadas las dudas sobre su lesión, Garbiñe se enfrentará ahora a Su-Wei Hsieh, actual Nº88 del ránking WTA.

VAVEL Logo