Nick Kyrgios sigue en racha
Saludo entre ambos tenistas al acabar el encuentro. Foto: Zimbio

Una vez más Nick Kyrgios se alzó con el triunfo, el australiano derrotó a Viktor Troicki en sets corridos por 7-5, 6-4 y 7-6 y logró el pase a la tercera ronda. Esta vez el serbio no fue capaz de remontar el partido como lo hiciera en la pasada ronda ante Alex Bolt. Kyrgios se verá las caras con Tsonga en uno de los encuentros más atractivos de la tercera ronda.

Troicki salvó un par de bolas  de rotura en el primer juego del encuentro pero a partir de ahí hasta el undécimo juego se mantuvo realmente sólido. El australiano también estuvo muy fino con su saque en la primera manga y no tuvo que salvar ninguna amenaza de rotura. Hubo un total de tres juegos en blanco en esta primera manga (los tres fueron de Kyrgios). Con 5-5 todo indicaba que ambos disputarían la muerte súbita pero el serbio desconectó y el australiano logró la primera rotura del partido. Kyrgios cerró la primera maga con un saque directo y se adelantó en el marcador. 

Nada nuevo iba a ocurrir en el segundo set, Kyrgios comenzó la segunda manga disponiendo de un 0-30 y de una bola de rotura que no desaprovecharía posteriormente. Troicki no podía hacer nada para contrarrestar el gran servicio de su rival, Nick se sentía muy cómodo al servicio y con su derecha. Esa rotura en el juego inicial de la segunda manga le iba a ser más que suficiente al australiano que tampoco iba a verse obligado a salvar ninguna amenaza de rotura en este set. Kyrgios se hizo con la segunda manga por 6-4 logrando ganar su último juego en blanco y además lo hizo con un golpe ganador de revés.

Kyrgios empezó la tercera manga con un 0-40 y tres bolas de rotura pero fue incapaz de aprovecharlas y Troicki salvó el pescuezo. Sin embargo, la rotura del australiano iba a llegar dos juegos después gracias a un error claro de derecha del serbio. El australiano ya no estaba tan cómodo al servicio ya que tuvo que salvar su primera bola de rotura. Tras mantener el servicio durante todo el partido sin demasiados problemas, Nick dispuso de su primera bola de partido al resto, en el noveno juego, pero el serbio logró salvarla y obligó a Kyrgios a sacar para ganar. En el décimo juego con todo a favor, el australiano fue incapaz de cerrar el partido al servicio, perdió por primera vez en el torneo su saque y metió a Troicki en el partido. El serbio con una gran volea se aseguró la muerte súbita, pero en esta íbamos a ver el mejor nivel del australiano. Kyrgios logró el punto del partido con un increíble passing de derecha que rozó la línea. Los mini breaks no tardaron en llegar para el australiano que se puso 5-1 en el cambio de lado. Nick logró el 6-1 y cinco bolas de partido, a pesar de perder la primera cerró el partido a la segunda, con un nuevo golpe ganador de revés. El australiano sacó el puño y celebró la victoria con los suyos. 

VAVEL Logo