Arruabarrena se despide de Charleston
Lara Arruabarrena. Imagen: Zimbio.

Lara Arruabarrena cedió en tres sets (6-1, 3-6, 6-3) ante la séptima cabeza de serie del torneo, Madison Keys. La estadounidense, que llegó a la final en 2015 donde perdió ante Angelique Kerber, realizó un soberbio primer set. Ganó tres juegos seguidos antes de que la española pudiese ganar uno al servicio y ganó los siguientes tres para hacerse con el set. Arruabarrena tuvo opción de quiebre en el séptimo juego y poder nivelar el encuentro, pero Keys pudo solucionarlo sin problema con un magnifico golpe ganador de revés. 

En el segundo parcial la intensidad de la finalista del US Open disminuyó por completo y de eso pudo aprovecharse Arruabarrena, que había comenzó a encontrar el modo de meterse en el encuentro. Arruabarrena perdió la ventaja de 2-0 inicial del set y Keys pudo lograr el empate. Con el 3-2 a favor de la española, se produjeron tres quiebres más que pusieron el 5-3. Los errores no forzados de Keys crecían como la espuma y Arruabarrena terminó por tomar el control y llevar el encuentro l tercer set. 

Arruabarrena continuó en la línea del segundo set y mantuvo el mando con un quiebre en el tercer juego. Ese quiebre pareció ser el punto de inflexión para Keys, ya que veía como se le escapaba el partido. Las tornas se cambiaron y fue Arruabarrena la que comenzó a mostrarse más errática. Perdió dos juegos al servicio y aunque se mantuvo en la lucha, la estadounidense ya no le dio opción a la remontada. 

La estadounidense pudo imponer su juego durante la mayor parte del encuentro. Con 35 ganadores y 44 errores no forzados, Keys se mantuvo firme al servicio con seis aces y un 73% de primeros dentro de los que ganaba un 46% . Arruabarrena arriesgó menos, 28 errores no forzados y solo 13 ganadores, pero aunque su porcentaje de primeros dentro era algo mayor (75%) no logró ser efectiva y apenas ganó un 56%.  Donde se mostró más vulnerable la española fue con el segundo servicio. Entraba un 90% de la bolas pero no llegó a ganar ni la mitad (33%), mientras que su rival del 95% que puso dentro del cuadro ganó el 52%.

VAVEL Logo