España se encomienda a Nadal
Feli y Marc. Imagen: twitter.com/spaintenis

Tercer punto de la eliminatoria en juego. Feliciano López y Marc López se han jugado con Tim Puetz y Jan-Lennard Struff el llegar por delante al último día de competición. Los españoles han cedido en cinco sets por 6-3, 6-4, 3-6, 6-7 y 7-5 en cuatro horas y 40 minutos.

Comenzaron fuerte los alemanes sabedores de la importancia del punto en juego. A Marc y a Feliciano les costó entrar en el encuentro y en el cuarto juego ya se vieron con un break de desventaja. Sin forzar una bola de break que les devolviese la estabilidad, Marc y Feliciano iban a remolque de lo que comandaban los alemanes. Puetz y Struff si apretaron el servicio de sus rivales y dispusieron de cuatro bolas de roturas en diferentes juegos. Solo formalizaron una, que les sirvió para adjudicarse el primer set. La segunda manga no fue muy diferente, Feliciano continuaba cabizbajo aunque comenzó a notarse el liderazgo de Marc. Volvieron a desaprovechar bola de rotura (seis) y cedieron de nuevo un preciado servicio que puso por delante a los alemanes, a un solo set de la victoria.

En el tercer set Marc y Feliciano hicieron borrón y cuenta nueva y, con Feliciano aun en las nubes, pudieron disponer de bolas de quiebre. En el sexto juego desperdiciaron tres y, después de un juego largo (el octavo), a la sexta fue la vencida. La Plaza estalló de alegría y los jugadores españoles mantuvieron la ventaja y cerraron el set con un juego en blanco. Tras ganar el tercer set, el público comenzó a empujar y a animar a los jugadores, que también se vinieron arriba. Lo más importante, lograron mantener su servicio y, aunque lograron un break para ponerse por delante y poder cerrar el set al servicio lo perdieron en el juego siguiente. Con los dos breaks seguidos el set se tuvo que decidir en el tie break. Los españoles no comenzaron con buen pie, 0-2 a favor de Alemania, pero un mini-break les devolvió la confianza y solo cedieron otro punto antes de cerrar el set.

El partido se alargó hasta el quinto set, era a todo o nada. Feliciano parecía que había dejado atrás las malas sensaciones y estaba sembrado con el juego en la red. La clave del set estuvo en el octavo juego, iban 4-3 arriba y los españoles remontaron un 30-0, forzaron el deuce y luego tuvieron cinco bolas de quiebre a favor, no las certificaron y dos juegos después Puetz y Struff dieron un paso al frente y pasaron por encima a los españoles. Con la oportunidad de cerrar el set y el partido al servicio no lo desaprovecharon y con un juego en blanco ganaron el decisivo punto de los dobles.

Feliciano y Marc estuvieron bastante finos al servicio pero no llegaban a sincronizarse sobre la pista, además la dupla formada por Puetz y Struff estaban teniendo su día y llegaban a conectar bolas bastantes difíciles que acaban justo en la línea de fondo. Cuando los españoles subían a la red sus rivales tenía una facilidad pasmosa para terminar el punto con un golpe ganador. Los alemanes arriesgaron más, con un total de 76 golpes ganadores y 102 errores no forzados. Marc y Feliciano realizaron 43 ganadores y 76 errores no forzados. Otra de las claves estuvo en las oportunidades de break, Marc y Feli pudieron romper el servicio a los alemanes hasta en 20 ocasiones y solo pudieron aprovechar dos. Puetz y Struff, agresivos y en su sitio de principio a fin, aprovecharon cuatro de doce.

Alemania enfrenta ahora el último día con la tranquilidad de llegar con ventaja en el marcador (2-1). Mañana comenzará la jornada con el enfrentamiento entre Rafael Nadal y Alexander Zverev, ambos números uno de sus respectivos equipos, y, en caso de victoria de Nadal, saldrán David Ferrer y Philipp Kohlschreiber.

VAVEL Logo