Carreño doblega a Bedene y alcanza los cuartos de final en Roma
Pablo Carreño celebra un punto durante un partido en Roma. Foto: zimbio.com

Carreño doblega a Bedene y alcanza los cuartos de final en Roma

El asturiano, décimo cabeza de serie, se metió entre los ocho mejores del Masters 1000 de Roma por vez primera en su carrera tras derrotar al esloveno Aljaz Bedene por 6-4 6-7(3) y 6-2 en un choque disputado disputado en el segundo turno de la pista 'Next Gen' Arena y que se fue hasta las dos horas y 36 minutos de juego. El español, que pudo finiquitar mucho antes el partido tras ir ganando por 5-0 en la segunda manga, se medirá ahora al vencedor del encuentro entre el francés Benoit Paire y el croata Marin Cilic.

ManuGarci
Manuel García

'Más vale tarde que nunca' dice el refrán, algo que Pablo Carreño aplicó a la perfección en su encuentro de octavos de final del Masters 1000 de Roma ante el esloveno Aljaz Bedene. El español disputará mañana sus primeros cuartos de final en el Foro Itálico tras vencer al esloveno, número 65 del mundo, por 6-4 6-7(3) y 6-2 en más de dos horas y media de juego. Sin embargo, Carreño jugó con fuego tras desperdiciar un 5-0 en la segunda manga, que acabaría cediendo en el desempate. Pese a eso, el asturiano hizo borrón y cuenta nueva para sellar su superioridad en el set definitivo. 

Bedene acabó con más golpes ganadores, 36 por 30, pero también con más errores no forzados, 41 por 26, respectivamenteCierto es que no se presumía un duelo nada fácil para el español en el día de hoy, ya que se enfrentaba a un hombre ante el que había claudicado en las dos anteriores veces en las que se había medido en el circuito, Roland Garros 2016 y más recientemente, este año en el ATP 500 de Río de Janeiro. Ambos encuentros tuvieron como desenlace la última manga y éste no iba a ser menos. 

Desde el principio, la batalla estuvo servida. Cada juego costaba un mundo y ambos se sentían más cómodos al resto. Dentro de esa teórica igualdad, Carreño llevó la voz cantante y siempre se mantuvo por delante. El español rompió en dos ocasiones el servicio de Bedene y llegó a sacar con 5-3 para cerrar el primer set. Sin embargo, el pupilo de Samuel López tuvo que esperar un juego más para, al resto, llevarse este parcial por 6-4 tras una derecha fuera por parte de Bedene. 

Carreño controla sus nervios

El esloveno, que tiene en su haber sus mejores resultados en polvo de ladrillo, pareció quedarse sin energía en el comienzo del segundo acto y comenzó 5-0 en contra. Todo parecía estar decidido pero en este deporte, no se cansa uno de repetirlo, siempre cuesta cerrar. Quizá por el hecho de no haber ganado ninguna vez a Bedene o porque éste se liberó al sentirse ya derrotado, pero la realidad es que Carreño vio cómo, en cuestión de minutos, su renta se había esfumado y se veía obligado a jugar un tercer parcial que no estaba en sus planes. 

15 saques directos realizó Bedene en el día de hoy, pero Carreño estuvo mejor con su segundo servicio, con un 41% de puntos ganados frente al 35% del esloveno En los dos turnos de servicio de los que dispuso para cerrar el choque, el español ni siquiera logró tener bola de partido alguna. Tuvo que ser al resto cuando aparecieron, por partida doble, pero una la salvó Bedene con un saque directo y otra la echó fuera Carreño al fallar con su revés. Crecido al verse otra vez en el partido, Bedene realizó un 'tie-break' de manual, 7-3, y forzó el tercer set al filo de las dos horas de partido. 

 

Pero no por nada Pablo Carreño se ha incrustado en la élite del tenis mundial. El español tuvo la capacidad de olvidar en un santiamén lo sucedido en el final del segundo set y, en una muestra de fortaleza mental, no dio opción a su rival en la manga definitiva. Con 5-2 y de nuevo con dos breaks de ventaja, el gijonés aprendió la lección y sentenció sellando su pase a la antepenúltima ronda del torneo romano. 

Con mucho desgaste a sus espaldas pero con la moral por las nubes, Pablo Carreño ya espera rival para mañana viernes. Saldrá del choque que medirá al francés Benoit Paire, 52 del ránking ATP y al croata Marin Cilic, cuarto favorito del cuadro. 

VAVEL Logo