Nadal ofrece otra lección magistral

Nueva exhibición del manacorí en el Foto Itálico, que se deshizo de Denis Shapovalov en dos sets y sin dar ninguna opción al canadiense.

Nadal ofrece otra lección magistral
Nadal celebra un punto durante el partido ante Shapovalov. Foto: GettyImages

Tal y como era de esperar, la derrota sufrida en los cuartos de final del Mutua Madrid Open no iba a desesperar a Rafael Nadal. Tras ceder tan solo un juego en su primer partido en Roma, hoy el español ha conseguido otra solvente victoria ante el canadiense Denis Shapovalov (6-4, 6-1), que llegaba a la cita en un gran momento de forma y juego, pero que nada ha podido hacer ante el poderío de Nadal.

El español tenía la lección aprendida del año pasado, donde se vio sorprendido por el joven canadiense en el Masters 1000 de Montreal. Hasta ocho bolas de break creó Nadal en los dos primeros turnos de saque de Shapovalov. Sin embargo, el canadiense consiguió mantener su servicio en ambas ocasiones. Pero el balear no sufría lo más mínimo con su saque, la rotura era solo cuestión de tiempo y esta acabaría llegando en el séptimo juego. A partir de aquí, el español ya no miraría atrás y se haría con la primera manga, cediendo además solo dos puntos con su saque.

El segundo parcial iba a ser todavía más favorable a Nadal, que conseguiría la segunda rotura del partido en el primer juego del set. Shapovalov lo seguiría intentando hasta el final, dejando algún que otro detalle de su gran calidad, pero la avalancha de juego de Nadal acabó dejando sin argumentos al canadiense, que tras ceder su saque en otras dos ocasiones, cedía el partido en menos de hora y media de juego. En esta segunda manga, Nadal siguió mostrando un nivel increíble al servicio, cerrando el partido con tan solo cinco puntos perdidos.

Tras estas dos exhibiciones, Nadal ya está en los cuartos de final, donde mañana se medirá al ídolo local, Fabio Fognini, que sigue avanzando rondas ante su público y hoy venció al alemán Peter Gojowczyk (6-4, 6-4). El duelo Nadal-Fognini es ya uno de los clásicos del circuito ATP. El español domina por 10-3, aunque el italiano cuenta con algunas victorias sonadas en Barcelona y en el US Open, ambas en 2015.