Herbert y Mahut, profetas en su tierra
Herbert y Mahut se abrazan tras su victoria en la final de Roland Garros 2018. Foto: rolandgarros.com

Herbert y Mahut, profetas en su tierra

La pareja francesa se hizo con el torneo de dobles masculino de Roland Garros 2018 tras su victoria por 6-2 y 7-6(4) en la gran final ante el austríaco Oliver Marach y el croata Mate Pavic, segundos favoritos y mejor pareja del año actualmente. Tercer Grand Slam para los galos, tras el US Open 2015 y Wimbledon 2016, y duodécimo título como pareja.

ManuGarci
Manuel García

Nicolas Mahut y Pierre-Hugues Herbert han vuelto a demostrar que, centrando sus esfuerzos al 100% en el doble, son una de las mejores parejas de los últimos años. La dupla francesa, sextos cabezas de serie, reconquistaron para su país el torneo de Roland Garros tres años después al batir en la final a los segundos cabezas de serie y actuales números uno de la especialidad, el austríaco Oliver Marach y el croata Mate Pavic, por 6-2 y 7-6(4) en una hora y 40 minutos de juego en una Philippe Chatrier totalmente volcada con sus dos jugadores. 

Es la tercera ocasión en la Era Open que una pareja íntegramente francesa se hace con el título en París, tras Leconte y Noah en 1984 y Vasselin y Benneteau en 2014 Pese a la contundencia del marcador del primer set, 6-2, lo cierto es que el encuentro fue muy disputado desde el inicio. Una doble falta de Pavic le dio a los locales el 'break' inicial, pero tuvieron que sufrir más de la cuenta, con dos 'break points' salvados, para consolidar su ventaja. Marach y Pavic se entonaron con el paso de los minutos pero su cruz fue el segundo servicio, con un pobre cuatro de 16 de efectividad. 

 

Ese plus al resto que tienen dos jugadores más adaptados al circuito individual como son Herbert y Mahut volvió a notarse en el séptimo juego cuando, tras salvar en el anterior un 0-30 en contra con su servicio, la pareja gala abrió la brecha definitiva en el marcador con otra rotura, esta vez con Marach al servicio. Con su tercer saque directo del partido, Mahut ponía el 6-2 en el marcador y acercaba el trofeo de campeones a su país. 

Los locales se las prometían muy felices, puesto que, también se adelantaron en el segundo set. Otra doble falta, en este caso de Marach, le daba el 'break' a los franceses que ya acariciaban el título al estar 4-3 arriba. Pero la tensión de estar tan cerca del triunfo hizo mella en Herbert y Mahut. Una serie de imprecisiones del primero en la red dio el primer 'break' del encuentro a los segundos cabezas de serie, que pusieron el 4-4 en el marcador. Esto dio moral a los vigentes campeones del Open de Australia, que estuvieron a punto de dar la vuelta a la situación al disponer de cuatro bolas de set con 6-5 al resto. 

Desafortunadamente para ellos, la clase y frialdad de Nicolas Mahut salió a escena en el momento indicado. El de Angers tiró de su compatriota y con su servicio, salvó la situación forzando el desempate. Tras varios momentos de altibajos, los locales, empujados por la grada, afrontaron con más decisión la muerte súbita y no perdonaron poniendo el 7-4 definitivo. Con una volea ganadora por parte de Herbert, los sextos cabezas de serie pusieron final feliz al choque reconquistando para Francia el trofeo de campeones de Roland Garros. 

Con éste, son ya tres los títulos de Grand Slam que ostentan Mahut y Herbert, tras los del US Open 2015 y Wimbledon 2016, quedándoles solamente el Open de Australia, torneo que ya estuvieron cerca de conseguir en 2015, para completar los cuatro 'grandes'. Además, es el duodécimo entorchado como pareja conjunta para estos dos hombres, sin duda una referencia notable de la especialidad en los últimos años. 

VAVEL Logo