Djokovic se lleva la victoria en un partido lleno de polémica y mal arbitraje

Djokovic le dio la vuelta a un partido que se le puso complicado ante Kyle Edmund. El serbio se llevó la victoria por tres sets a uno en un partido marcado por el mal arbitraje del juez de silla Jake Garner.

Djokovic se lleva la victoria en un partido lleno de polémica y mal arbitraje
Djokovic celebra la victoria. Foto: Getty Images.
Kyle Edmund
1 3
Novak Djokovic

Novak Djokovic alcanzó la cuarta ronda de Wimbledon, el serbio derrotó a Kyle Edmund en un partido que se le puso complicado debido al gran acierto en los momentos claves del británico. Novak a pesar de todo logró la remontada en el partido con más polémica que llevamos de torneo hasta el momento. El juez de silla Jake Garner fue protagonista del encuentro en el cuarto set y no especialmente para bien.

Edmund se adelanta en el marcador

Novak comenzó fuerte, logrando mantener su primer saque sin problemas y consiguiendo las dos primeras bolas de rotura del partido. Sin embargo, un Edmund que jugó un gran tenis bajo presión logró salvarlas y empatar a un juego el partido. A medida que comenzó a avanzar el partido el británico comenzó a jugarse bolas y le empezaron a entrar y el premio llegó en el séptimo juego donde logró sus primeras bolas de rotura. Edmund tiró tres oportunidades gracias a dos grandes saques y una gran volea de Djokovic pero en la cuarta el británico logró superar a un agresivo Novak y logró la primera rotura del partido.

Kyle logró consolidar gracias a los errores graves del serbio en los momentos importantes y se colocaba a tan solo un juego de ganar la primera manga. Edmund tuvo que sacar para ganar el set y tras darle la vuelta a un 0-30 se hizo con la primera manga. El británico fue capaz de golpear al resto en el único juego que tuvo oportunidad mientras que el serbio no lo hizo en tres ocasiones. La poca efectividad le costó caro a Djokovic que perdió su primer set en el torneo por 6-4, Edmund logró levantar a la pista central de sus asientos.

Djokovic comienza a ser superior

En el segundo set ambos mostraron un nivel envidiable con el servicio, Djokovic se mantuvo concentrado con su saque y no le dio al inglés ni la más mínima oportunidad para ponerle en apuros. Novak logró intimidar al británico en el segundo juego pero este volvió a sacar sus mejores servicios bajo presión. Las siguientes bolas de rotura llegaron en el octavo juego donde Djokovic contó con un 15-40 pero Edmund de nuevo con dos grandes saques las salvó.

El británico había salvado las siete bolas de rotura previas con su primer saque pero en la octava erró el primero y cometió una doble falta por lo que le entregó la rotura al serbio. Djokovic sacó para ganar el set y no tuvo ningún problema a la hora de cerrarlo, el serbio fue muy superior en la segunda manga y la rotura no llegó antes por el gran acierto de Edmund en los momentos claves. 6-3 para Novak en esta segunda manga y el partido quedaba empatado a un set.

El serbio lo remonta

Djokovic continuaba con mucha confianza por la rotura y el set logrado en los dos juegos previos, el serbio volvió a lograr una bola de rotura y esta vez rompió a la primera. En un intercambio largo Novak resistió todos los sartenazos de Edmund y finalmente el británico fallo y el serbio celebró su segunda rotura del partido con un gran grito. La diferencia en errores no forzados ya era considerable, 23 de Edmund por tan solo siete de Novak. 

El serbio sufrió en dos juegos para poder mantener el servicio, en el cuarto tuvo que salvar una bola de rotura y en el sexto dar la vuelta a un 0-30. Eso sí, en el siguiente Djokovic volvió a romper el saque de nuevo tras un error del británico y acariciaba el tercer set con una doble rotura de ventaja. El serbio sacó para ganar el set en el octavo juego y sin problemas y en blanco cerró la tercera manga por 6-2 dándole la vuelta al choque. El nivel al servicio de Djokovic seguía siendo envidiable.

Novak cierra el pase

El cuarto set apenas contó con emoción en los primeros seis juegos ya que los dos jugadores mantuvieron su saque sin problemas pero a partir del séptimo juego la tensión iba a aumentar. Djokovic logró dos bolas de rotura en un punto bastante polémico ya que el juez de línea cantó la bola mala y el juez de silla la corrigió, Edmund mandó la bola fuera después del canto de out pero aun así Garner le dio el punto al serbio. El protagonismo del juez no iba a acabar ahí ya que en el punto siguiente cometió el error más grave del torneo y probablemente de los más graves del año, dando el punto un Edmund que había llegado a una dejada claramente al segundo bote y encima tocó la red posteriormente. Djokovic reclamó pero la decisión del árbitro fue firme y el británico inmerecidamente mantuvo su servicio. 

Sin embargo, el serbio iba a lograr la rotura en el noveno juego, Edmund comenzó a desesperarse y cometió cuatro errores consecutivos. Por consecuencia, el británico perdió el saque que debería a haber perdido en el juego anterior. Djokovic cerró el partido con un saque directo que fue cantando mala pero el árbitro corrigió entregándole la victoria al serbio y Edmund no pudo pedir el ojo de halcón ya que no le quedaban oportunidades.

Novak se llevó la victoria en un partido marcado por la polémica del cuarto set pero al fin y al cabo fue superior y vuelve a avanzar a los octavos de final. Lo próximo para él será Karen Khachanov que logró una remontada épica ante el estadounidense Tiafoe. El serbio sigue teniendo las cosas de cara para poder volver a hacer algo grande en este torneo.