Pliskova cae y deja a Wimbledon sin ninguna top ten
Karolina Pliskova golpea una derecha durante un partido en Wimbledon. Foto: zimbio.com

Pliskova cae y deja a Wimbledon sin ninguna top ten

La checa, séptima favorita, sucumbió a la maldición de las top10 en este Wimbledon y cedió en los octavos de final ante la holandesa Kiki Bertens, vigésima del ránking WTA, por 6-3 y 7-6(1) en una hora y 40 minutos de juego. La holandesa se las verá con la vencedora del Goerges-Vekic por un puesto en semifinales.

ManuGarci
Manuel García

Continúa la criba en el cuadro femenino de Wimbledon 2018. Karolina Pliskova, séptima favorita y última top10 superviviente del cuadro, cayó hoy en su duelo de octavos de final ante la holandesa Kiki Bertens, número 20 del mundo, por 6-3 y 7-6(1) en el primer turno de la pista 2, dejando al torneo sin ninguna de las diez primeras del ránking WTA en los cuartos de final. Bertens, finalista este año en Madrid, dominó con claridad el encuentro y sólo unas pequeñas dudas en el segundo set propiciaron un final más apretado. 

Bertens no se cansó de hacer winners. Hasta 35 realizó en el día de hoy, 12 más que PliskovaSi algo había caracterizado a Pliskova en esta edición de Wimbledon había sido el sufrimiento constante. Para acceder a la segunda semana, la checa superó con muchas dificultades, tanto a la británica Harriet Dart en primera ronda como a la rumana Buzarnescu en la tercera. Era evidente que no estaba nada cómoda sobre la hierba londinense. Hoy volvió a sentir esa incomodidad ante una Bertens que castigó todo lo que pudo los graves problemas de movilidad que acarrea Pliskova. 

La holandesa comenzó con más brío y ya había logrado su primer 'break' del partido en el tercer juego (2-1). Cierto es, que poco después lo cedería pero para volver a recuperarlo en el séptimo juego (4-3). El juego siguiente fue clave en el devenir del encuentro. Pliskova tuvo hasta cuatro oportunidades para nivelar de nuevo la balanza. No lo hizo y quedó tan tocada en lo anímico que regaló su siguiente servicio en blanco para decir adiós al primer set por 6-3

Pliskova muestra coraje pero no es suficiente

La mayor fortaleza mental exhibida por Bertens en el final del primer parcial tuvo su continuación en el inicio del segundo, salvando otras cuatro bolas de 'break' en el primer juego para romper el servicio de su rival en el siguiente (2-0). Pliskova se encontraba muy tocada pero no hundida. La tenista de Louny sacó su garra, la misma que la permitió remontar también ante Buzarnescu en la ronda anterior, y por un momento la posibilidad de otra remontada sobrevoló por el ambiente. 

Con mucho sufrimiento, Pliskova consiguió forzar el 'tie-break' pero ahí se terminó la épica. Bertens no sólo no dudó, sino que encaró el juego decisivo con una gran determinación y con un contundente 7-1 sentenció el encuentro en el momento en el que se cumplía la hora y 40 minutos de juego. De esta manera, la caída de Pliskova deja el cuadro sin ninguna tenista situada entre las diez primeras del ránking, algo insólito en un torneo de estas características.

Tras lograrlo hace dos años en Roland Garros, evento en el que llegó a las semifinales, Kiki Bertens disputará sus segundos cuartos de final en un Grand Slam. Para igualar el resultado de París, la vigésima favorita tendrá que verse las caras con la ganadora del duelo entre la alemana Julia Goerges y la croata Donna Vekic

VAVEL Logo