Anderson da la sorpresa

Kevin Anderson aguantó la desventaja y pudo dar vuelta las acciones para vencer a Roger Federer y sellar su ingreso a semifinales en Wimbledon.

Anderson da la sorpresa
Anderson festeja el quiebre | Foto: Wimbledon

Kevin Anderson dio su muestra de carácter ante Roger Federer y lo venció en cinco parciales para acceder a las semifinales en Wimbledon. En la cancha número 1, el sudafricano lo doblegó por 2-6, 6-7 (5), 7-5, 6-4 y 13-11 luego de cuatro horas y 17 minutos de juego.

En el inicio del partido, el número dos del escalafón fue el que consiguió el quiebre en el primer game para marcarle la diferencia al sudafricano. Roger en ningún momento puso en jaque su servicio para sacarle las pocas oportunidades a Anderson. Sin embargo, el número ocho del mundo siguió buscando, pero jamás encontró el hueco para nivelar las acciones.

Los games finales fueron de Federer, que se entonó con las arengas de la gente y en el 4-2 volvió a desnivelar para estar a tiro de cerrar el primer episodio. Con un juego final en cero, Roger Federer puso el broche en su favor a la primera manga y el triunfo estaba cada vez más cerca.

El segundo set fue algo diferente al primero, donde Anderson se hizo más fuerte con su saque, dado que esa es la principal arma del oriundo de Johannesburgo. En el 1-0, Kevin aprovechó las indecisiones del múltiple campeón para tomar su servicio y colocarse 3-0 en los primeros compases del parcial.

La alegría le duraría poco a Anderson, dado que en el 1-3, el helvético dispuso de tres break points y terminó capitalizando el último para nivelar las acciones. El desenlace de la manga se volvía muy interesante. Ninguno pudo romper con la paridad y el tie-break era el mediador en el segundo set. Al cambio de lado, Federer se fue adelante 4-2 y dispuso de tres sets points, dos de ellos con su servicio, pero recién en el último se desahogó y festejó el cierre de la manga.

Con el resultado en su favor, Federer salió al tercer set mucho más relajado, pero con la misma intensidad que en los dos episodios anteriores. Los primeros juegos fueron bastante parejos, donde las oportunidades de quiebre escasearon, pero Roger ganaba más puntos con el saque de Anderson y eso podría ser favorable para los games venideros.

En el 5-4, Federer tuvo un match point pero el sudafricano lo salvó  con maestría y estiraba la definición del tercer set. En el game siguiente, el número ocho del escalafón puso contra las cuerdas a Roger y le propinó un quiebre para ganar el set con su servicio. No obstante, el suizo no se achicó y tuvo tres break points, pero no pudo concretarlos producto de varios errores no forzados. Acto seguido, Anderson se quedó con el parcial y seguía con vida en el encuentro.

En el cuarto set la paridad duró hasta el 3-3 y en el séptimo game, el sudafricano alcanzó a desnivelar para soñar con el triunfo. Cerrar el episodio le costó a Anderson, pero en el segundo set point estiró la definición al quinto set

Allí fue donde los nervios se apoderaron de los dos, pero ambos estuvieron sólidos con sus servicios. Los primeros games fueron parejos y Federer tuvo su opción de quiebre en el séptimo game, pero Anderson lo salvó con maestría. Hasta el 11-11 la paridad fue la constante y el sudafricano festejó el quiebre para colocarse 12-11. Por primera vez estaba arriba en el marcador. Con un saque winner, Kevin Anderson ganó el partido y alcanzó las semifinales de un Grand Slam por segunda vez en su carrera.