Wawrinka consigue una victoria balsámica

El suizo remontó un duro encuentro ante el australiano Nick Kyrgios, que acusó también sus molestias físicas en la cadera.

Wawrinka consigue una victoria balsámica
Wawrinka y Kyrgios se saludan al final del partido. Foto: @rogerscup

Stan Wawrinka consiguió superar la primera ronda del Masters 1000 de Toronto tras superar al australiano Nick Kyrgios, quien pese a ganar cómodamente la primera manga, vio como sus molestias en la cadera y la mejoría en el juego del suizo le acaban condenando tras poco más de dos horas de encuentro (1-6, 7-5, 7-5).

En el primer set se jugó a lo que quiso Kyrgios, sin intercambios largos y con el australiano jugando a golpes y destellos de calidad, siempre con el riesgo que ello supone. Por suerte para él, la táctica le salió a la perfección, con un Wawrinka incapaz de hacer frente al juego anárquico de su rival y que iba a encajar un parcial de cinco juegos consecutivos tras haber tenido una opción de break en el juego inicial.

Pocas cosas iban a cambiar en el segundo set, únicamente que Wawrinka empezaba a carburar al servicio. El suizo consiguió alargar el partido y los problemas para Kyrgios llegaron en el tramo final del set, cuando pidió asistencia médica por molestias físicas. El australiano buscó llegar hasta el tiebreak para cerrar el partido, y cuando todo parecía encaminado hacia el desempate, el australiano vio como su rival le rompía el saque y llevaba el partido al tercer set.

Un Kyrgios mermado físicamente abonó todas sus opciones al servicio, buscando de nuevo llegar a otro desempate, mientras que Wawrinka esperaba el momento para decantar el partido a su favor. El suizo tuvo un momento crítico en el tercer juego, donde tuvo que salvar dos bolas de break. El desenlace final fue muy parecido al del set anterior. Y es Kyrgios volvió a perder su saque con 6-5 en contra en el marcador, lo que suponía también perder el partido

Wawrinka deberá mejorar su imagen de cara a la segunda ronda, donde se encontrará con un rival que ya le superó este mismo año en el torneo de Ginebra, el húngaro Marton Fucsovics.