Coric se mete en
cuartos de final tras el retiro de Del Potro
Borna Coric se esfuerza por llegar a una pelota en un torneo anterior. Foto: Zimbio.

Las malarias parecen perseguir a Juan Martín del Potro durante la gira asiática. Cuando el fuerte ataque gripal que le impidió jugar al cien por ciento en la final de Beijing empezaba lentamente a quedar a un costado, una fuerte caída sobre la rodilla derecha con el marcador 5-4 a su favor, dictaminó un triste desenlace.

El tandilense, que aspiraba con arrebatarle el segundo puesto del ranking a Roger Federer, no pudo continuar tras caer con todo su peso sobre el duro cemento de Shanghai. Después de la atención del médico del certamen chino que le vendó la zona de dolor y de esforzarse por continuar, el argentino perdió la primera manga por 7-5 y tomó la triste postura de abandonar el partido.

Con esta eliminación en los octavos de final, el actual número cuatro del mundo no pudo defender los puntos obtenidos en 2017 (llegó a semifinales) y dejó pasar una sólida oportunidad de alcanzar al mejor puesto de su carrera, dejando la pelea abierta entre Roger Federer y Novak Djokovic, quienes luchan por quedarse con la segunda posición del ranking ATP.

Luego de la ardua batalla ganada por el propio Federer ante Roberto Bautista en tres parciales y bajo la escasa presencia de espectadores en el estadio central del Másters 1000 de Shanghai, Borna Coric se mostró entero, rápido y con mucha solvencia para mantener cada uno de sus turnos de servicios. Por su parte, Del Potro estuvo muy estático, con permanentes muecas de dolor, tos, y como si esto fuera poco, con el episodio final que lo obligó a decir basta.

El partido se jugaba a un ritmo parejo, sin grandes variaciones ni sobresaltos en la pizarra. Ambos hacían valer el saque con relativa facilidad y no podían encontrar grandes devoluciones, ni ángulos que saquen de la zona de confort a su adversario. Sin embargo, el número 19 del mundo -que venía de eliminar al suizo Stan Wawrinka y posteriormente al estadounidense Bradley Klahn-, era quien lucía más estable y dispuesto a esperar el deterioro de un Del Potro afectado de salud que, más con ganas que por recomendaciones, decidió afrontar el torneo chino, siendo éste al antepenúltimo Masters 1000 de la temporada.

 Los favoritismos, las predicciones y los análisis se acabaron cuando el juego tuvo un gran punto de irrupción: el croata sacaba 4-5 (40-40) cuando una inteligente pelota jugada a contrapiernas de Del Potro derivó en un derrape sobre el suelo y con su enorme metro noventa y ocho por encima de su rodilla derecha. En principio, el golpe no aparentaba grandes consecuencias y las posteriores risas en el rostro del argentino parecían confirmarlo.

Sin embargo, con el correr de los puntos el dolor fue agudizándose y Del Potro (con un monstruoso vendaje) decidió dejar el partido con el marcador 7-5 para el croata. De esta forma, Borna Coric sigue cosechando grandes actuaciones y se enfrentará con Matthew Ebden, la sorpresa del torneo, por un pase a la semifinal de Shanghai.

VAVEL Logo