Djokovic inclina a un combativo Fucsovics en Doha
Novak Djokovic ejecuta una volea durante su partido ante Marton Fucsovics en Doha. Foto: gettyimages.es

Djokovic inclina a un combativo Fucsovics en Doha

El serbio se dejó un set por el camino pero finalmente remontó por 4-6 6-4 y 6-1 al húngaro Marton Fucsovics, número 36 del mundo, en dos horas exactas de juego para plantarse en los cuartos de final del ATP 250 de Doha (Qatar). El número uno del mundo buscará las semifinales ante el ruso Andrey Rublev o el georgiano Nikoloz Basilashvili. 

manugarci
Manuel García

Quien pensara que tras su holgado triunfo de ayer ante el bosnio Damir Dzumhur, el ATP 250 de Doha sería un paseo para Novak Djokovic, se equivocaba. El número uno del mundo tuvo su primera prueba de fuego en tierras qataríes al verse obligado a remontar un set ante el húngaro Marton Fucsovics, 36 del ránking ATP, en su partido de segunda ronda. Tras dos horas exactas de juego, Djokovic logró vencer la resistencia del combativo tenista centroeuropeo por 4-6 6-4 y 6-1

Djokovic tardó en conseguir su primera bola de 'break' pero al final rompió en cuatro ocasiones el servicio de Fucsovics

Sólo existía un precedente entre ambos, la primera ronda del pasado US Open. Ya ahí y bajo el sol abrasador de Nueva York, Fucsovics demostró ser un duro oponente, llegando a robar un set al serbio. Éste se mostró igual de incómodo que aquel día, con problemas para seguir el alto ritmo que imprimía el húngaro en cada peloteo. Es difícil encontrar un set en el que Novak Djokovic no disponga de una sola de 'break', pero el mejor restador del mundo no fue capaz de leer el servicio de su rival lo suficiente como para crearle problemas. Al contrario, fue el húngaro el que dio primero al aprovechar el primer momento de debilidad de ambos al servicio. 

Con un gran punto que terminó con una derecha cruzada ganadora, Djokovic levantó a la grada de sus asientos salvando momentáneamente el apuro, pero regaló otra oportunidad de romper a Fucsovics al fallar un 'smash' sencillo desde fondo de pista, otro más al que añadir a su colección, que éste último no desaprovechó para adelantarse por 5-4. Con la misma autoridad que había exhibido hasta ese momento, Fucsovics puso el 6-4 en el marcador obligando al número uno del mundo a elevar su nivel si quería seguir vivo en el torneo. 

Las dudas terminan con Fucsovics

Como si no hubiera habido desgaste alguno tras un primer set exigente a más no poder, Fucsovics continúo manteniendo su nivel al servicio, impidiendo en cada juego que Djokovic estrenara su cuenta d bolas de rotura. Pero tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se acaba rompiendo, aunque fuera de la manera más cruel posible. Con 5-4 en contra, Fucsovics notó la presión por primera vez en el partido y concedió las dos primeras opciones al resto, que además eran de set, al serbio con un 15-40. El húngaro salvó la primera con un buen servicio, pero en la segunda su instinto le llevó a parar el punto ante una derecha más que dudosa por parte de Djokovic. Desgraciadamente para él, ese golpe tocó línea por unos milímetros, dando el 'break' y el set a un aliviado Djokovic, que celebró con ganas lo que sería el punto de inflexión del partido. 

Así es este deporte. Todo el trabajo acumulado durante hora y media de juego se iba al traste en apenas segundos y por dos dedos de distancia. Pero para ganar a todo un número uno del mundo hace falta arriesgar más allá del límite y a Fucsovics le terminó saliendo cruz. El tercer set fue un paseo para Djokovic que, tras el primer 'break', vio cómo los demás se fueron sucediendo de golpe, así hasta cuatro consecutivos para poner el definitivo 6-1 con el que selló la victoria y el pase a los cuartos de final. Allí se medirá al vencedor del duelo entre el ruso Andrey Rublev y el georgiano Nikoloz Basilashvili, quinto favorito del cuadro, tras comprobar hoy mismo que nada saldrá gratis si quiere recuperar el cetro conquistado en 2016 y 2017

VAVEL Logo