Bautista continúa sembrado
Bautista celebra la victoria. Foto: Getty Images.

Bautista continúa sembrado

Victoria del español ante el número uno del mundo, Novak Djokovic. Nueva exhibición de Bautista que se planta en la final en su primera aparición en Doha. 

saezgorka11
Gorka Saez de Asteasu

Roberto Bautista sigue en racha, el español se llevó la victoria ante el número uno del mundo, Novak Djokovic, en las semifinales del torneo de Doha. Bautista remontó y ganó por dos sets a uno 3-6, 7-6 y 6-4. Segunda gran victoria consecutiva para él después de la que logró ante Wawrinka en los cuartos de final. Por segunda vez en su carrera deportiva, Bautista ha logrado derrotar a Djokovic, un rival que nunca se le ha dado especialmente bien.

El número uno del mundo comenzó como un tiro el partido, mantuvo su servicio en blanco y en el segundo juego se hizo con la primera rotura del partido al aprovechar los errores no forzados del español. A partir de ahí, Novak fue a mantener su servicio y no falló en ningún momento, no le dio ni una sola oportunidad con su saque a Bautista y en poco más de media hora se llevó la primera manga por 6-3. Ese mal inicio le costó muy caro al español.

El segundo set fue uno de los mejores que se ha visto durante esta semana, sino el mejor. Los dos tenistas mantuvieron con algún apuro sus servicios en los tres primeros juegos y en el séptimo Djokovic logró una rotura en blanco tras un error no forzado de revés de Bautista, colocándose a dos juegos de la victoria. Sin embargo, fue incapaz de consolidar y perdió su servicio por primera vez en el encuentro. Romper el servicio de Novak le dio mucha confianza a Roberto, que comenzó a llegar a todo y a lograr puntos imposibles.

El español tuvo una bola de set en el décimo juego, pero Djokovic la salvó con un saque directo. Bautista tuvo más ocasiones para cerrar el set antes de la muerte súbita en el duodécimo juego, pero el serbio las volvió a salvar y mandó el segundo set al decisivo desempate. La muerte súbita fue muy igualada de principio a fin, pero en los momentos clave no fue Djokovic quién brilló, sino Bautista, el español con un gran golpe ganador de derecha se hizo con la segunda manga por 7-6 y mandó el partido al tercer y definitivo set.

Bautista seguía sembrado y logró la rotura en el primer juego de la tercera manga. El español repitió la fórmula del día anterior contra Wawrinka (ir a por su servicio y olvidarse de los juegos al resto) y le volvió a salir a las mil maravillas. Tras el primer juego no hubo más roturas ni tan siquiera bolas de rotura, los dos tenistas mantuvieron sus servicios y el beneficiado fue sin duda Bautista. Roberto se llevó la tercera manga por 6-4, el partido y el pase a la final. El español celebró la victoria alzando los dos brazos y se la dedicó a su padre fallecido hace unos meses, su rival en la final será Tomas Berdych.

VAVEL Logo