La primera victoria en un cuadro final de Grand Slam tendrá que esperar
Paula Badosa sobre Melbourne | Foto: Aus Open

La primera victoria en un cuadro final de Grand Slam tendrá que esperar

Paula Badosa cayó derrotada en dos sets por 4-6 y 2-6 ante la tenista local Kimberly Birrel en la primera ronda del Open de Australia.

charlygrc21
Carlos García

Tras años de intenso y constante trabajo donde las lesiones eran bastante continuas y los resultados no acababan de llegar, parece ser que al fin ha podido recoger sus frutos. Paula Badosa disputó en el Open de Australia su segunda participación en un Grand Slam, en ambas partiendo desde la fase previa.

La primera fue en el US Open del 2016 donde cayó en la segunda ronda de la previa. Aquí, en Australia, la española superó las tres fases previas, eliminando en última instancia a la revelación del pasado Open de Australia, la ucraniana Marta Kostyuk, para obtener la recompensa de disputar su primer cuadro final en un Grand Slam. Un día histórico para ella.

La rival que iba a tener enfrente era la tenista local, disputando el este primer Grand Slam de la temporada con una WC (WildCard), Kimberly Birrel, la número 240 del mundo. Un partido, a priori, igualado, observando ambos rankings (141 de Paula Badosa), en donde quizás era la española quien partía algo más favorita a la hora de hacerse con el triunfo final.

Igualdad al inicio que la española supo aprovechar...

La tónica del partido fue la igualdad constante durante todo el primer set. Ambas jugadoras mostraron su poderío en el servicio, con pequeños momentos de flaqueo, pero siempre saliendo adelante en los momentos complicados. Los puntos no eran de una gran continuidad. Se observaron peloteos algo cortos, pero de muy alta intensidad, algo que agradeció todo aquel que estuviese presente en la Court 8 del complejo de Melbourne Park.

La española realizó un gran partido | Foto: Aus Open
La española realizó un gran partido | Foto: Aus Open

En ese titubeo de igualdad, fue la tenista española quien decidió poner una marcha más y tomar las riendas del partido. En el quinto juego del primer set, y del partido, en un maratoniano juego, Paula Badosa tuvo hasta tres pelotas de rotura que todas ellas supo revertir la tenista australiana. Sin embargo, en el séptimo juego, la española no desaprovechó la oportunidad de poder tomar ventaja.

... pero todo se acabó torciendo

Con la adrenalina de colocarse por primera vez en su carrera por delante en un cuadro final de Grand Slam, la española relajó algo su intensidad y fue en esta ocasión la australiana quien se decidió a volver a igualar el encuentro. Birrel devolvió la rotura para posteriormente colocarse al resto para ganar el primer set. De nuevo, la española no fue capaz de aguantar la presión y en su primer pelota de set, Birrel se llevó la primera manga.

Antes que dejarse caer ante lo rápido, y detallista, por el cual se resolvió el primer set, Paula se mantuvo firme y trató de darle la vuelta al marcador. El segundo set fue un calco al primero. La igualdad estuvo presente, pero fue la tenista española quien tuvo sus oportunidades de poder colocarse por delante. Sin embargo, una vez más, a base de garra y fuerza, la australiana solventó los momentos complicados para inmediatamente después hincar el diente a la española y asestar un duro golpe del cual no se pudo recuperar.

Un segundo break al final, decantó la balanza hacia el lado australiano por el marcador de 4-6 y 2-6. El partido de la española fue notable, pero pequeños detalles hicieron que Birrel se adjudicase el triunfo. Paula Badosa al fin ha encontrado el camino que estaba buscando. La continuidad llegará y los frutos se recogerán. El único camino para ello, trabajo trabajo y más trabajo.

VAVEL Logo