Nishikori batalla duro y avanza
El nipón: concentración pura. Foto: Zimbio.

Nishikori batalla duro y avanza

El japonés le ganó a Karlovic en cinco sets. En la siguiente ronda lo espera Joao Sousa.

vellamauro
Mauro Vella

Kei Nishikori superó por 6-3, 7-6, 5-7,  5-7 y 7-6 a Ivo Karlovic y se metió en la tercera ronda del Australian Open. El japonés hizo frente a los 59 aces del croata y se llevó el duelo de casi cuatro horas de juego. Su próximo rival será el portugués Joao Sousa.

Era un duelo de estilos totalmente opuestos. Desde el inicio ambos plasmaron sus ideas en la pista, que iban del saque y red tan característico del croata, a la apertura de ángulos por parte del nipón. Uno quería atorar al rival, el otro moverlo de un lado a otro.

En el primer set el gigante de Zagreb no estuvo del todo fino con su servicio y fue su rival quien tuvo los mejores números en el rubro. Si bien se puede decir que tiene dos primeros saques, Nishikori le tomó el tiempo rápidamente y bloqueó muy bien cada bomba que le tocaba recibir. Además, la poca movilidad del croata hizo que al preclasificado número ocho se le facilitaran las cosas. En cada ascenso de Karlovic a la red, el nipón encontraba el hueco para su passing. Por su parte, Kei movió inteligentemente a Ivo y lo hizo cometer muchos errores no forzados. El oriental se quedó con el primer parcial por 6-3 en menos de 30 minutos.

La segunda manga fue por demás pareja. No hubo aces ni dobles faltas de ningún lado, pero los porcentajes de primer servicio y la efectividad de puntos ganados con él fue altísima para ambos. El set no tenia otro destino más que el tiebreak. Igualaban en dos cuando una pasajera llovizna interrumpió el juego. Fueron unos pocos minutos, por lo que no varió mucho en las condiciones del partido. Recién en el 6-6 el nipón pudo sacar ventaja y, luego de obtener un miniquiebre, cerró el set con el saque a su favor.

El tercer parcial fue muy similar al anterior. Ambos tuvieron un porcentaje superior al 95% de primeros saques  y ganaron alrededor del 80% de ellos. Hasta el décimo segundo game, donde el nipón sacaba para forzar un nuevo tiebreak, no hubo chances de quiebre. Pero fue en ese juego donde el japonés titubeó y el croata sacó provecho. Concretó la única oportunidad de quiebre y llevó el partido a un cuarto set.

Ya el cuarto set indicaba que el partido podía quedar en manos de cualquiera. Karlovic enderezó la puntería y elevó el número de aces, lo que emparejaba aún más las cosas. El resultado fue idéntico al del tercer set. El japonés perdió su juego de saque en el 5-6 y la historia fue a un quinto parcial.

El quinto round de esta lucha fue tan lineal como desconcertante. Nada estaba dicho. La paridad fue absoluta. Fue Nishikori quien afrontó tres situaciones de quiebre a lo largo del set con mucho coraje y levantó cada uno de ellos. No había otro destino más que el tiebreak. Allí el nipón hizo gala de su paciencia de artesano y sacó provecho en los momentos justos. Finalmente, lo ganó 10-7.

Este fue el quinto duelo entre ambos tenistas y la historia quedó 3-2 en favor de Nishikori. El japonés ahora enfrentará a Joao Sousa, quien dejó en el camino a Philipp Kohlschreiber. Veremos hasta dónde llega el camino del sensei.

VAVEL Logo
CHAT