Kvitova no quiere parar
Foto: Zimbio

Kvitova no quiere parar

Petra Kvitova venció a Victoria Azarenka en sets corridos pocos días después de la final del Abierto de Australia.

analucia_98
Analucía Gastiaburú

Uno de los partidos que más llamaba la atención de la segunda ronda de San Petersburgo era sin duda el protagonizado por Petra Kvitova y Victoria Azarenka, dos campeonas de Grand Slam. La checa ha empezado la temporada de una manera increíble pues se coronó campeona de Sydney y alcanzó otra final de Grand Slam en el Australian Open. Estos resultados han permitido a Kvitova, que llega al torneo ruso como campeona defensora, ser número dos del mundo. Una situación un poco distinta es la que lleva la de Bielorrusia pues todavía no parece encontrar ese nivel de juego que le permitió estar entre las mejores años atrás. De hecho, tras derrotas en el partido inaugural en Auckland y Australia, Vika recién pudo conseguir su primera victoria del año en San Petersburgo.

El inicio del partido fue muy irregular. Tanto Kvitova como Azarenka no pudieron encontrar cierta regularidad y efectividad en sus tiros, especialmente en el servicio. Esto hizo que los primeros juegos fuesen ganados por la jugadora que restaba. Este pequeño festival de quiebres acabó cuando Kvitova por fin sostuvo su saque en el quinto juego. La checa, a partir de ese momento, pareció sentirse más a gusto con su tenis y comenzó a jugar un poco más relajada. Bajo esas circunstancias, Kvitova no se cansó de seguir sumando juegos ante una Azarenka que todavía no encontraba ese nivel de estabilidad desde el servicio que, ante una jugadora como Petra, es muy necesario. Así, el primer set se lo llevó Kvitova por 6-2.

El segundo set comenzó como el final del primero. Kvitova arrancó muy concentrada tanto desde su saque como desde la devolución pues logró quebrarle a Azarenka una vez más para colocarse 3-0 en el marcador. Con un poco de dificultades, Vika pudo sumar a través de su servicio por primera vez en el partido en el cuarto juego del segundo parcial. Esto no sacó del partido a Petra pues ella siguió con lo suyo y consiguió un nuevo quiebre rápidamente. Así, la checa se colocó 5-1. A estas alturas del partido parecía que la checa se iba a llevar el partido de una manera muy sencilla y casi sin altibajos; sin embargo, en el tenis todo puede pasar. Es así como Azarenka mostró su lado más agresivo desde la devolución y tuvo la capacidad de quebrar el saque a Petra salvando incluso un match point en contra. Esto marcó un punto de inflexión en el partido pues a partir de ahí se notaba que Vika estaba mucho más concentrada mientras que los golpes de Petra, especialmente su derecha, se volvieron más irregulares.

Ahora la que ganaría cuatro juegos consecutivos sería la de Bielorrusia, que pasó de 1-5 a 5-5. Luego, ambas jugadoras lograron sostener su saque e hicieron que este parcial se definiese en un tiebreak. Ahí, apareció la versión de Kvitova que parecía perdida a finales de este set. Con buenas devoluciones y buenos tiros ganadores, la checa logró ganar el segundo parcial por 7-6(3) y así clasificar a los cuartos de final del torneo de San Petersburgo.

VAVEL Logo