Djokovic mejora a costa de un errático Fritz
Novak Djokovic ejecuta una volea durante su partido de hoy ante Fritz en Montecarlo. Foto: gettyimages.es

Djokovic mejora a costa de un errático Fritz

El serbio ya está en los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, sobre tierra batida, y lo ha hecho mejorando sus prestaciones al vencer por un contundente 6-3 y 6-0 al estadounidense Taylor Fritz en 68 minutos de juego. El ruso Daniil Medvedev calibrará si es real esta supuesta mejoría del número uno del mundo. 

manugarci
Manuel García

Tras un debut en el que se salvó por poco de la debacle, Novak Djokovic ha recuperado algo de oxígeno en el Masters 1000 de Montecarlo. En su duelo de octavos de final frente al estadounidense Taylor Fritz, número 65 del ránking ATP, el serbio pudo, por fin, tener un día tranquilo al ceder solamente tres juegos (6-3 y 6-0) en su camino hacia los cuartos de final. Cierto es que, pese a este contundente resultado, las sensaciones del número uno del mundo continúan siendo dispares. Hoy no tuvo demasiados problemas debido a la candidez de su rival, un Fritz demasiado errático y que no creyó nunca en poder dar la sorpresa. 

Djokovic terminó en equilibrio en cuanto al número de winners y errores no forzados, un total de 12 en ambos apartados. Fritz, en cambio, se fue hasta los 28 errores

En la previa del partido, el norteamericano afirmaba sentirse pleno de confianza e incluso llegó a decir que en el mejor momento de su carrera. Pero la realidad es que hoy el encuentro le superó por completo. Y eso que, volvemos a repetir, el inicio por parte de Djokovic no auguraba nada bueno. El número uno del mundo volvió a mostrarse algo inconsistente y lento de reacción durante los primeros compases del partido. Pero fue llegar el primer 'break' del mismo, en el quinto juego, y la resistencia que parecía plantear Fritz se hundió, dejando paso a un torrente de errores no forzados que pusieron el choque demasiado sencillo para Djokovic.

El serbio se llevó la primera manga por 6-3 al resto, después de poder hacerlo con su servicio y ayudado por los 17 errores de Fritz. Éste no volvería a sumar juego alguno a su casillero, facilitando la tarea a un Djokovic que se limitó a poner una bola más a la espera, quizá, de seguir encontrando sensaciones positivas a nivel ofensivo. El encuentro terminó con un rosco para el de Belgrado, al que no se le vio sonreír ni una sola vez durante y después del mismo.

El balcánico es consciente de que su nivel todavía está lejos de lo que requiere un torneo como Montecarlo y una pista tan exigente como el polvo de ladrillo. Al menos, hoy no le tocó sufrir pero será su siguiente rival, un Daniil Medvedev en crecimiento constante, el que nos dirá en que punto exacto de forma se encuentra el mejor tenista del planeta y si lo de hoy ha servido para algo. El ruso se impuso al griego Stefanos Tsitsipas por 6-2 1-6 y 6-4 en el primer partido de la jornada de octavos de final. 

VAVEL Logo
CHAT