Kvitova rompe el maleficio WTA con su segundo título del año en Stuttgart
Petra Kvitova sonríe con el trofeo de campeona de Stuttgart. Foto: gettyimages.es

Kvitova rompe el maleficio WTA con su segundo título del año en Stuttgart

La checa se proclamó campeona del WTA Premier de Stuttgart por vez primera en su carrera al imponerse en la gran final a la estonia Anet Kontaveit, número 15 del mundo, por 6-3 y 7-6(2) en una hora y 31 minutos de juego. Se trata del 27º título en la carrera de Kvitova, quinto en tierra batida y segundo del año, siendo la primera tenista en alcanzar dicha cantidad en lo que llevamos de 2019. 

manugarci
Manuel García

Tenía que ser Petra Kvitova, la número uno del año, la encargada de romper la maldición del circuito WTA en este 2019 al convertirse en la primera tenista en repetir título esta temporada. La checa, que mañana volverá a aparecer como segunda mejor raqueta del mundo, se proclamó campeona del WTA Premier de Stuttgart (Alemania), evento que se disputa sobre polvo de ladrillo y bajo techo, tras derrotar en el partido por el título a la estonia Anett Kontaveit por 6-3 y 7-6(2) sucediendo, de esta manera, a su compatriota Karolina Pliskova en el palmarés del torneo alemán. 

Pese a que el cara a cara estaba razonablemente igualado, tres a dos favorable a Kvitova, esta era la primera vez en la que ambas jugadoras se veían las caras en una final, siendo clave la mayor experiencia en estas lides de la checa. Tras comenzar con alguna que otra duda teniendo que afrontar dos bolas de 'break' en su primer turno de saque, Kvitova se puso manos a la obra con su servicio. Muchas de las posibilidades de que la de Bilovec sea competitiva pasan por su servicio y cuando este funciona a pleno rendimiento, el resto de su juego también mejora de manera exponencial. Con un porcentaje excelso de primeros saques dentro, un 79%, Kvitova mantuvo a raya a Kontaveit a la espera de que llegara su oportunidad al resto. Esta llegó en el sexto juego de la primera manga cuando la checa conectó varios restos a la línea logrando el primer 'break' del partido con una derecha ganadora. La rotura fue más que suficiente para Kvitova, que puso el 6-3 en el primer set tras media hora de juego. 

Kvitova sentencia tras un segundo set muy peleado

Parecía que esto sería coser y cantar para la número tres mundial, máxime cuando también comenzó con 'break' arriba la segunda manga. Pero Kontaveit es de esas jugadoras que no se rinde tan fácilmente, desplegando casi siempre su mejor versión cuando se encuentra con el agua al cuello. La estonia aprovechó una ligera desconexión de su rival para voltear el marcador, estableciendo un 3-1 a su favor tras dos quiebres consecutivos. Sin embargo, la falta de constancia volvió a jugar en contra de la octava cabeza de serie del cuadro, que no fue capaz de consolidar una ventaja que hubiera dejado muy tocada a Kvitova. 

La checa ya no dominaba tanto como antes. Su porcentaje de primeros servicios caía progresivamente y con los segundos, Kontaveit se echaba encima buscando el 'break' que le diera el segundo set. A punto estuvo la estonia de lograrlo en el noveno juego, al disponer de una bola para ello con segundo saque de su rival. En su momento más delicado del partido, Kvitova echó mano de su carácter de bicampeona de Grand Slam para salvar dicho punto de set con un 'winner' paralelo de revés. Kontaveit había desaprovechado una oportunidad de oro dejando viva a Kvitova, y esta se lo iba a hacer pagar de manera contundente. En sus anteriores choques, Kontaveit había salido ganadora en cuatro de los cinco desempates que ambas habían disputado, además de manera consecutiva. Pero hoy, Kvitova cortó esa racha negativa y lo hizo a lo grande, con un claro 7-2 para finiquitar el encuentro justo un minuto después de alcanzarse la hora y media de juego. 

De esta manera y tras diecinueve torneos disputados, por fin una misma jugadora es capaz de levantar dos o más trofeos en este 2019. La checa, que suma su 27º entorchado como profesional, incrementa de manera exponencial su confianza y, aunque todavía no podrá alcanzar el número uno del mundo, se encuentra en una posición inmejorable para hacerlo en un futuro, puesto que con su triunfo de hoy, afianza su liderazgo en la Carrera hacia Shenzhen mandando un mensaje directo a sus más inmediatas rivales de cara a los próximos torneos en arcilla. 

VAVEL Logo
CHAT